Los jóvenes aprenden a ser autores

La Fundación SGAE imparte un curso para transmitir el valor del trabajo de un creador En el programa participan más de 4.000 alumnos de institutos de la Comunidad de Madrid

Con los 25 euros de paga que recibe al mes, Laura Álvarez, de 14 años, podría ver una película en el cine (7,5 euros con carné de estudiante), comprarse un CD (por ejemplo Unorthodox Jukebox de Bruno Mars 15,99 euros) y solo le quedaría algo para comprarse un paquete de pipas. Es toda la cultura que se podría permitir legalmente esta alumna del instituto Galileo Galilei de Alcorcón que participa en un programa de la Fundación Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) para concienciar a los jóvenes de lo que implica el trabajo creativo.

El proyecto, en el que han participado más de 4.000 alumnos de 20 centros públicos de la Comunidad de Madrid, no dice que intenta educar contra las descargas ilegales, pero casi. "Les queremos transmitir que ser creador implica diversión, pero también mucho trabajo y por lo tanto merece respeto, tanto la creación como el creador", explica Fernando Bercebal, responsable del programa. Cuando les pregunta cuantos de ellos ha escuchado música en las últimas 48 horas, se levantan muchos brazos, sin embargo al especificar si era de forma legal, hay muchas menos.

Bajo el título Cómo dice 'te quiero' un creador, un grupo de autores y pedagogos empezaron a recorrer los institutos desde junio realizando microtalleres prácticos llevando a los alumnos a través de las diferentes etapas del proceso creativo. Se organizan en tres grupos: musical, audiovisual y escénico y deben llevar a cabo un proyecto, ya sea colaborando unos con otros o por separado. En este momento se encuentran ya en una segunda fase, con una selección de alumnos de los centros por los que han pasado y trabajando con mayor profundidad en las instalaciones de la Casa del Lector de Matadero Madrid.

"Estamos teniendo en cuenta más el proceso que el resultado, porque no siempre nos da tiempo a acabar", explica la joven Laura Álvarez. Le gusta participar en una actividad diferente en la que cada uno aporta sus ideas, pero de ahí a tocar su paga de 25 euros, todavía queda un trecho. "No es solo por dinero, también es por la comodidad de estar en tu casa y poder ver cualquier película", añade otro estudiante, José Javier Sanabria, de 17 años. Sin embargo, después de pasarse la mañana en el grupo de teatro intentando decidir qué representar reconoce que "crear es supercomplicado".

"La crisis y la falta de recursos están influyendo en la bajada de espectadores en cines y teatro", asegura el presidente de la Fundación SGAE e impulsor de la iniciativa Antonio Onetti pero señala que el principal motivo es que "se ha generado una cultura en la que la gente se dice: si esto es gratis y lo tengo por la mano, por qué voy a pagar por ello".

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50