Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA BRUIXA D'OR, 64-LABORAL KUTXA, 69

El acierto en los triples al final del partido decantó la balanza a favor del Baskonia

El Laboral Kutxa arrancó con poderío gracias al acierto de Pleiss y dominó casi siempre el marcador

El pívot del Laboral Kutxa Tibor Pleiss, encesta ante Giannopoulos.
El pívot del Laboral Kutxa Tibor Pleiss, encesta ante Giannopoulos. EFE

El Laboral Kutxa consiguió una trabajada victoria ante La Bruixa d'Or Manresa (64-69) gracias a su mayor acierto en los triples en la recta final del partido. Los manresanos plantaron cara al equipo de Sergio Scariolo, dominaron el rebote (39 a 26), pero echaron en falta el acierto de otras ocasiones en el triple (cuatro de 15 para Manresa, por siete de 20 para Baskonia).

Aunque sin grandes ventajas, el Laboral Kutxa dominó casi siempre en el marcador y arrancó el choque demostrando poderío, con un Tibor Pleiss entonado que anotó siete de los primeros nueve puntos de su equipo (4-9, minuto 3). Le lastraron las dos faltas en ataque que cometió y que obligaron a Scariolo a cambiarlo por Lamont Hamilton.

Max Kouguere y Rasmus Larsen la clavaban de tres y adelantaban por primera vez al equipo local (14-13, min.6) y Fernando San Emeterio dejaba el parcial positivo del Manresa en 8-0, anotando otro triple. Las fuerzas se mantenían en equilibrio. Un triple de Walter Hodge cerraba el cuarto en 20-23 (min. 10).

En el segundo período, la afición del Manresa saboreó el bombón que esperaba desde el inicio de la competición: Darryl Monroe. El norteamericano, una vez superada su lesión, fue el mejor de su equipo (19 puntos). Impecable, consiguió, con un triple, empatar (31-31, min.16). La solidez de Monroe dio seguridad a Manresa, que se fue al descanso por delante en el marcador (37-35, min. 20).

El Laboral Kutxa volvió fuerte del descanso. Gracias en parte a dos triples de Mainoldi, los vitorianos marcaban distancias con un parcial inicial de 6-14 (43-49, min.25). Borja Comenge pedía tiempo muerto y hubo reacción local en forma de triple de Marcus Eriksson (46-49, min.28). El Baskonia seguía mandando, pero no conseguía romper el partido. En el último cuarto, se hizo evidente el poder decisivo del acierto en el triple para ganar el partido. Anotaron de tres David Jelínek y Thomas Heurtel y conseguían la máxima diferencia del partido (50-60, min.34).

Asselin hizo una breve aparición para acercar a los suyos y seguir luchando (56-62, min.37). Finalmente, un triple de Kelati a falta de 1:56 para el final, sentenció (58-67). El Manresa consiguió reducir más la diferencia (64-67, min.40), pero ya no hubo tiempo para más

Ficha técnica

La Bruixa d'Or Manresa, 64: Waters (8), Eriksson (3), Giannopoulos (2), Monroe (19), Asselin (4) -cinco inicial-, Hernández (-), Kouguere (11), Arteaga (6), Larsen (5) y Creus (6).

Laboral Kutxa, 69: Heurtel (7), Jelínek (9), San Emeterio (3), Mainoldi (8), Pleiss (14) -cinco inicial-, Hamilton (6), Bjelica (6), Kaukenas (2), Hodge (9), Kelati (5) y Diop (-).

Parciales: 20-23, 17-12, 11-17 y 16-17

Arbitros: Antonio Conde, Fernando Calatrava y Antonio Sacristán.

Sin eliminados.

Partido de la séptima jornada de la Liga Endesa disputado en el pabellón del Nou Congost ante 4.700 espectadores.