Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Llega a los cines ‘O pequeno mago’, la ópera prima de Roque Cameselle

El director debuta con un film de animación de aventuras

inspirado en una Galicia medieval “épica y luminosa”

Fotograma de la película
Fotograma de la película

Estrenar una película requiere a veces un camino largo y tortuoso. Pero mucho más si es una película de animación. Algunos de los largometrajes de animación estrenados en Galicia en los últimos tiempos merecerían otra película aparte para contar sus sufridos procesos, como los numerosos problemas de distribución de “O Apóstolo”, donde se mezclan distribuidoras a salas de exhibición o ahora “O pequeño mago”, el título en gallego de la ópera prima de Roque Cameselle, que se estrenaría este viernes. Casi siete años han invertido el autor y el equipo de su productora, Deboura Cinema, en sacar adelante este proyecto que niños y mayores ya han podido testar en la sección infantil del Festival de San Sebastián o esta misma semana en el Festival de Cine Europeo de Sevilla. “Estuve presente en San Sebastián, donde se proyectó en euskera y estoy muy contento con la respuesta de los niños”, explica Cameselle sobre su ópera prima que se desarrolla en la Galicia medieval y que narra las aventuras de Bieito Dubidoso, un niño mago que junto con su amiga Destreza lucha contra la superstición y las injusticias del malvado Obispo Juan.

Cameselle ha querido hacer también en esta película de animación un pequeño homenaje a su pueblo natal, Tui, creando acciones que transcurren en entornos identificables como la catedral o los paisajes del río Miño. “La historia y la peli de aventuras la ubico en la Edad Media para intentar describir a través de un niño mago una época de esplendor de Galicia”, afirma sobre su película, que este viernes llega a los cines distribuida por Barton Films a través de 36 copias, en versiones en español, gallego, euskera y catalán. El joven director confiesa que ha querido transmitir una Galicia que se perciba diferente: “estoy cansado de esa imagen de un país triste, lluvioso y de gente amargada. Por eso quise narrar una epoca grande, épica y luminosa”.

En “O Pequeño Mago” ha trabajado un grupo de jóvenes dibujantes y animadores formados en varias productoras de Galicia, y se usa la técnica tradicional de animación en 2D, según su director, “para que aguante más el paso del tiempo y quede técnicamente una peli atemporal”.

Los seis años de rodaje de la película guardan su otra historia llena de muchos malos tragos. En principio, el proyecto estaba preparado para ser una serie de animación de 12 capítulos, pero todo se quedó en el camino. Posteriormente, la productora sufrió momentos críticos en la financiación del proyecto, y el pasado año la película fue descalificada de los Premios Goya después de haber sido proclamada finalista en la categoría de largometraje de animación. “Fue una injusticia, una descalificación burocrática por una cuestión oscura de administración” manifiesta contrariado Cameselle, quien ahora prefiere “pasar página y disfrutar del estreno”.

“O Pequeño Mago” ya le ha traído las primeras satisfacciones. Además de la respuesta de los niños en los festivales por los que ha pasado, la Banda Sonora de la película, compuesta por el catalán Marc Timón y el portugués Miguel Cordeiro, ha recibido el reconocimiento internacional del premio Jerry Goldsmith. A esta satisfacción hay que añadir el buen ritmo de ventas internacionales que lleva la película. Según los datos aportados por la productora, en estos momentos han firmado un precontrato de distribución en Estados Unidos, y ya se ha vendido en América del Sur y en Rusia y varios países del Este. “Es que en la película la Iglesia son los malos, y en los países del Este eso les encanta”, confiesa el director.

Roque Cameselle (Tui, 1982), es un director joven pero con una fulgurante trayectoria como creador. Antes de llegar a este debú como cineasta, en su curriculum figuran cuatro cortometrajes y dos libros. De uno de ellos, “O Mago Dubidoso” , editado por Xerais hace ya diez años, parte la historia de la película que estrenará este viernes. “Solo me he basado en algunos de los capítulos del libro, pero todavía faltan los capítulos más trepidantes, así que puede tener secuela”, avanza el autor. Después del intenso trabajo de la película de animación, ahora prepara su paso al cine en imagen real pero antes se tomará un descanso: “soy joven pero hasta me han salido canas haciendo la película, he sufrido mucho pero creo que vale la pena verla”.