Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El centro histórico de Valencia muestra al público toda su riqueza cultural

Casi 200 artistas y talleres abren sus puertas tres días en València Ciutat Vella Oberta

Intervención en un jardín oculto en el corazón del centro histórico de Valencia.
Intervención en un jardín oculto en el corazón del centro histórico de Valencia.

Algo inusual pasaba anoche en el barrio del Carmen de Valencia. Al franquear una valla llena de grafitis, cuyo interior de normal permanece oculto al viandante, entre el Mercat de Mossén Sorel y la concurrida Calle Alta,aparecía un insospechado jardín iluminado con lámparas recicladas que creaban nuevos espacios para el relax, entre divanes, o mesitas y junto a grandes cuadros que se apoyaban en las paredes.

A medio montar todavía, estaba prevista por la noche la performance con la que arrancaría València Ciutat Vella Oberta, un festival de calle que durará tres días y con el que el centro histórico de la capital se suma a iniciativas precedentes, como Cabanyal Obert o Russafa Escènica. “Se parecen y no se parecen”, aclaraba Salvia Ferrer, videoartista y miembro del colectivo impulsor de esta iniciativa, formado por artistas, galeristas y teóricos del arte que han querido “darle un empujón al barrio, que a veces parece el Beirut de los 80”.

Lo novedoso “es que el centro de acción es la intervención urbana”. Mientras Salvia Ferrer participaba en la presentación del festival en el Mercat Tapineria, donde está el centro de información del festival, el fotógrafo Luis Montolio aprovechaba un solar habitualmente usado como aparcamiento, para llenarlo de grandes macetas con plantas. “Esto se va a quedar así en cuanto lo llenemos”, aseguraba el fotógrafo, que añadía esta idea a la del adyacente jardín urbano iluminado.

El pintor Pablo Noguera junto al taller que inaugura este viernes en el Barrio del Carmen.
El pintor Pablo Noguera junto al taller que inaugura este viernes en el Barrio del Carmen.

Hoy, viernes, Montolio instalará una foto de ocho metros sobre una gran fachada situada a la espalda del IVAM. “Me ha costado convencer a las monjitas para instalarla, porque aparezco vestido de mujer con una aspiradora”, explicaba para justificar cierto retraso. En el festival participan 34 talleres, 40 espacios expositivos y más de 150 artistas, tanto reconocidos como emergentes, españoles o extranjeros. Entre los talleres que se podrán visitar figuran algunos de gran arraigo en el distrito, como es la nave de la artista multidiscplinar Fuencisla Francés junto a otros recientes como el que estrena el pintor Pablo Noguera junto a las interioristas Isabel Rubio y Amparo Ros, a inaugurar hoy en el local que albergó un clásico del barrio del Carmen: Records de l'Avenir. En el recorrido figuran también los talleres de Jarr, Ana Vernia, Pistolo Eliza, Cristina Peris Grau o Trementina Lux, entre otros. El barrio, uno de los mayores centros históricos de Europa, “está lleno de talleres de artistas y algunos no se conocían entre sí”, se sorprende Ferrer.

“Son muchas cosas”, reconoce, “la idea es que salgas por la mañana de tu casa y vuelvas reventado a la noche tras seguir las rutas propuestas”, señala Salvia Ferrer. Cabe todo tipo de manifestaciones, desde la pintura a la escultura, pasando por el teatro, la música, las perfomances, la moda o la escritura. Y todo tipo de espacios, desde comercios a restaurantes, galerías de arte, residencias de ancianos, mercados, incluso organismos oficiales. Y hasta la Plataforma Salvem el Cabanyal estará presente en el festival Ciutat Vella Oberta, con Què passa acì? ” donde tres generaciones de vecinos y vecinas del Cabanyal estuvieron recuperando agujas, telas e hilos para la realización de un bordado de 4x 5,5 m del plano del barrio.