Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Millones de euros perdidos por la falsificación de productos

Europol explica en Alicante a los Estados de la UE métodos prácticos para combatir el problema

Electrodomésticos, juguetes, recambios de automóvil, productos para el cuidado corporal e incluso bebidas refrescantes o alcohólicas. La falsificación de productos, según los últimos cálculos de la Unión Europea, cuesta a las empresas comunitarias entre 5.000 y 10.000 millones de euros al año.

Las autoridades policiales detectan cada vez con mayor frecuencia tipos de productos falsificados que implican un peligro para los consumidores, como se explicará en Alicante en el congreso coorganizado por el Observatorio Europeo sobre las Vulneraciones de los Derechos de la Propiedad Intelectual y Europol hasta el próximo miércoles.

Durante el congreso, que se celebra en la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI), ente europeo con sede en Alicante y al que pertenece el Observatorio, agentes de Europol, así como de Interpol y la oficina contra el fraude de la UE (OLAF) intentarán ayudar a los Estados miembros a desarrollar métodos prácticos que permitan hacer frente a lo que consideran una “importante amenaza para la salud y la seguridad de los consumidores y, asimismo, para los proveedores legítimos”.

También se explica en el congreso que se están distribuyendo y vendiendo en grandes cantidades y con carácter universal a los consumidores piezas de recambio de automóviles falsas; en particular pastillas de freno falsificadas, neumáticos, componentes de suspensión, componentes de dirección y otros accesorios.

El director de Europol, Rob Wainwright, califica a los falsificadores como una “grave forma de delincuencia organizada”, sin escrúpulos y “con una absoluta falta de preocupación por la salud y la seguridad de los ciudadanos”. El mandatario policial ha explicado que “muestran total indiferencia hacia los riesgos para la integridad física o la propia vida que puede acarrear el uso de recambios de automóviles ilegales de baja calidad o, por ejemplo, utensilios de cocina no sometidos a controles de seguridad o de salud”.

Durante el congreso Europol y OAMI firmarán un acuerdo de cooperación estratégica con el fin de seguir intensificando la colaboración ya entablada a fin de brindar una protección recíproca alas empresas y los consumidores contra la falsificación y la piratería.