Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento privatiza el Palacio Municipal de Congresos

Botella saca a concurso la gestión del principal motor de turismo de negocios para evitar golpes como el Madrid Arena y ante el aterrizaje de Eurovegas

El Palacio Municipal de Congresos, en el recinto de Ifema. Ampliar foto
El Palacio Municipal de Congresos, en el recinto de Ifema.

El Ayuntamiento de Madrid privatiza la gestión del Palacio de Congresos, en el recinto ferial de Ifema, que con dos auditorios de 913 y 1.814 asientos es la principal instalación de eventos comerciales en la capital. La empresa municipal Madridec, que será disuelta a final de año tras quebrar por su descomunal deuda, publicó el jueves el pliego de la concesión, que prevé un canon millonario e inmuniza de responsabilidad jurídica al Ayuntamiento ante posibles percances como el Madrid Arena.

Tras aquella tragedia, hace justo un año, la alcaldesa, Ana Botella (PP), se propuso poner en manos de empresarios la gestión de las principales instalaciones municipales: el Palacio de Congresos, la Caja Mágica y el propio Madrid Arena. Inicia ahora el proceso con la más rentable y, por tanto, más fácil de colocar, sobre todo tras la profunda reforma acometida hace meses para cumplir las normas de seguridad, que costó cerca de un millón de euros.

El Palacio de Congresos estuvo cerrado del 8 de noviembre al 24 de abril para solventar 70 incidencias de seguridad, 14 de ellas con riesgo para personas (averías, por ejemplo, del sistema de extinción de incendios); estos fallos se detectaron antes de la tragedia del Madrid Arena, pero el Ayuntamiento siguió celebrando espectáculos multitudinarios y solo decidió cerrar el Palacio de Congresos tras las muertes.

“El PP está vendiendo las joyas de Madrid”

  • El líder socialista, Jaime Lissavetzky,cree que “dejar en manos privadas uno de los mejores activos de la ciudad” es “un error” que “restará competitividad a la ciudad y no hará desaparecer la nefasta imagen del Ayuntamiento”.
  • “Gobernar es tener capacidad de diálogo, ideas innovadoras y liderazgo para sumar a la gran mayoría a un proyecto colectivo, como es el caso del sector turístico. Y no es, como hace el PP, lavarse las manos para evitar responsabilidades”.
  • El edil Gabriel Calles (PSM) añade: “Parece que el PP está haciendo las maletas y antes está vendiendo las joyas de la ciudad para dejarla como un solar: endeudada y sin recurso”.
  • El Comité de Empresa ha demandado al Ayuntamiento por ejecutar un ERE y después anunciar la disolución de Madridec. Su presidente, Juan Carlos Velázquez, culpa de la quiebra a Gallardón, porque “usaba la empresa como caja”.
  • Pedro Delgado (CC OO) cree que la cesión de trabajadores a la concesionaria es ilegal, como probablemente lo sea, añade, la privatización, pues si Madridec no es rentable su actividad debería volver a manos del Ayuntamiento.

Con esta privatización, la ciudad pierde uno de sus principales instrumentos para impulsar el turismo de convenciones. Queda por ver si logra colocar la concesión en un sector amenazado por la llegada de Eurovegas, que el empresario estadounidense Sheldon Adelson pretende convertir en el epicentro de este negocio.

El Palacio de Congresos es además una pieza vital de Ifema, controlado por Ayuntamiento y Gobierno regional, que ya se quiso colocar hace meses a Adelson. El Estado tiene su propio Palacio de Congresos en la Castellana, cerrado desde diciembre de 2012 y que quiere modernizar y relanzar. Y el Ayuntamiento tiene otro recinto ferial de la Casa de Campo, envejecido y sin apenas tirón.

La concesión de la “gestión, explotación y mantenimiento” del Palacio de Congresos exime al Ayuntamiento de cualquier daño que pudiera producirse a consecuencia de su actividad, una especie de seguro jurídico ante tragedias como la del Madrid Arena. El 31 de octubre de 2012 murieron cinco jóvenes en una fiesta en ese pabellón, en la Casa de Campo, que Madridec había alquilado a un empresario para esa noche.

En el caso del Palacio, el Ayuntamiento externaliza la gestión por ocho años, prorrogables a 10, eximiéndose en el contrato de cualquier responsabilidad. La renta consiste en un canon fijo de 2,2 millones en el primer año que se eleva progresivamente a cuatro millones en el cuarto año y siguientes, más el 10% de los ingresos de explotación del edificio, que deberá conservar su nombre.

Madridec aprovecha para colocar a siete de sus trabajadores en la concesionaria durante el contrato; en la actualidad tiene 55 empleados y 7 directivos, que deben pasar a final de año a otra empresa municipal, Madrid Destino, donde ya está previsto llevar a cabo un recorte de personal.

Madrid Destino nació en septiembre para agrupar las competencias culturales y de turismo. A final de año deberá absorber lo que quede de Madridec tras la disolución. La empresa, usada como inmobiliaria y palanca financiera por el exalcalde Alberto Ruiz-Gallardón (2003-2011), acumuló una deuda de 300 millones que le llevó a la quiebra. Madrid Destino se quedará con el Palacio de Congresos, valorado en 70 millones y que, una vez privatizada su gestión, proporcionará ingresos millonarios; la Caja Mágica y el Madrid Arena. Esas dos instalaciones podrían seguir la misma senda a corto o medio plazo.

Madridec obtuvo 5,7 millones en 2012 de alquilar sus instalaciones para eventos; en un mes normal como enero, sacó 273.000 euros, la práctica totalidad gracias al Palacio; en enero de 2009 fueron 557.000. Solo para pagar la renta fija del primer año, la concesionaria debería ingresar más de 180.000 euros al mes; a partir de 2017, deberá superar los 330.000.

Entre las condiciones del contrato, el Ayuntamiento se reserva el uso del Palacio de Congresos al menos 10 días al año a un precio un 70% inferior al de mercado, y con prioridad sobre cualquier otro posible cliente interesado.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram