Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bronca en el Ayuntamiento por las imputaciones del Madrid Arena

Botella acusa a UPyD de mentir al afirmar que el jefe de la Policía Municipal está imputado por falsear datos de la tragedia

El juez anunció la apertura de una investigación que aún no ha iniciado

La alcaldesa evita explicar presuntas irregularidades del pabellón

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella durante el pleno municipal .
La alcaldesa de Madrid, Ana Botella durante el pleno municipal .

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella (Partido Popular), ha defendido esta mañana ante el pleno municipal que, en contra de lo anunciado por el juez que investiga la tragedia del Madrid Arena, no existe una pieza separada para investigar un presunto delito de falsedad documental cometido por los mandos de la Policía Municipal para ocultar que no elevaron el nivel de riesgo de la fiesta en la que murieron cinco jóvenes el pasado 31 de octubre. Botella ha acusado al portavoz de Unión Progreso y Democracia, David Ortega, de mentir después de que éste le preguntara por qué sigue confiando en el inspector jefe de la Policía Municipal, Emilio Monteagudo, después de su "lamentable actuación" en la tragedia.

El juez instructor, Eduardo López Palop, anunció el 19 de junio a las partes personadas en la causa que iba a abrir una pieza separada para investigar si los mandos policiales simularon con documentación alterada que el nivel de riesgo del evento se elevó de moderado, su clasificación inicial, a alto en las horas anteriores a la tragedia. La oficial al mando del dispositivo policial esa noche, Cándida Jiménez, declaró ante el juez que el nivel de riesgo no se había elevado antes de la tragedia, por lo que las acusaciones particulares, con el respaldo de la Fiscalía, pidieron la apertura de una pieza separada para investigar los documentos presentados por el Ayuntamiento para demostrar que sí se hizo.

López Palop anunció a las partes que abriría la pieza, pero hasta la fecha no lo ha hecho. El auto para hacerlo no está ni redactado ni notificado, pero, según fuentes judiciales, es cuestión de días porque el asunto ya está sobre la mesa del juez. El juez pretende acabar la instrucción previsiblemente antes de final de año. Monteagudo está imputado en la investigación, como lo están también la concejal Fatima Núñez (responsable de Seguridad en el momento de la tragedia) y el ex delegado de Medio Ambiente, Movilidad y Seguridad Antonio de Guindos, junto a otras 21 personas más.

David Ortega ha preguntado esta mañana a la alcaldesa, además, si el Madrid Arena es evacuable en estos momentos, cuando se siguen celebrando eventos en él (aunque no fiestas como la de aquella noche, sino ferias y otros eventos con mucho menor aforo), y si el pabellón cuenta con licencia. Botella ha evitado contestar "porque el que tiene que responder es el juez". El portavoz de UPyD ha considerado "enormemente grave" esa réplica al considerar "una vergüenza confundir la responsabilidad jurídica y la política".

Ortega ha incidido en dos puntos oscuros sobre la tragedia que el Ayuntamiento no ha querido o podido aclarar hasta el momento, y que el juez no parece estar investigando: ¿Tiene licencia el Madrid Arena? ¿Por qué no se tomaron medidas después que de que el área municipal de Urbanismo tuviera noticia en 2010 de que el pabellón incumple la normativa legal sobre evacuación en caso de emergencia?

En cuanto al primer aspecto, es indudable el Madrid Arena no cuenta con licencia; el Ayuntamiento defiende que legalmente no la necesita, y es cierto, pero sólo sí existe un acuerdo del Pleno municipal que apruebe su construcción. Ese acuerdo no existe, o el Ayuntamiento se ha visto incapaz de facilitarlo en el año transcurrido, pese a que se la ha solicitado políticamente incluso en la comisión política de investigación de la tragedia.

Respecto a lo segundo: Urbanismo cuenta con un informe desde el 10 de marzo de 2010 que reseña que el pabellón incumple la normativa de seguridad, detallando una larga serie de "deficiencias concretas": en tres cuartas partes de su fachada es inaccesible para los camiones de bomberos; los recorridos de evacuación de la pista y la grada media son insuficientes y habría que habilitar "al menos otro acceso más opuesto y alejado del principal"; los detectores de incendios estaban a demasiada altura para ser funcionales y eran insuficientes; etcétera. Pese a ello, el Ayuntamiento no tomó ninguna medida.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información