Duran Lleida admite contactos con el PP, el PSOE y CiU

El líder de Unió explica que Santamaría le dijo sobre el conflicto catalán: "Haremos un pan como unas hostias"

"No es que me muestre muy optimista, pero algo se mueve". El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, ha admitido este martes contactos con el PP, el PSOE y su propia federación para abordar la situación catalana, aunque ha dejado claro que es el Estado quien debe dar una "respuesta" para hacer posible el encaje de Cataluña. Se está "un poquito más lejos del choque de trenes, hay una puerta de esperanza con estos contactos". No obstante, Duran ha admitido que no caben "demasiadas ilusiones" porque la solución al conflicto es "difícil".

En declaraciones a la Cadena Ser, Duran Lleida ha explicado que el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, se reunió con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, antes de la entrevista que el socialista mantuvo con el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y que él también habló con Rajoy semanas antes y con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. 

"Si no hay una solución sobre el conflicto de Estado que es la cuestión catalana no podrá haber consulta. El Gobierno la impedirá. La declaración unilateral de independencia no es la apuesta que yo haría para Cataluña. Habría que ver qué países la apoyarían, yo creo que pocos", ha asegurado el líder de Unió. "Si el final del proceso tiene que ser que ERC y Ciutadans salgan reforzados _como indican las encuestas_ hay un dicho catalán que también es castellano y que me dijo la vicepresidenta del Gobierno: "Haremos un pan como unas hostias", ha explicado Duran.

Preguntado también por la situación de CiU, ha asegurado que su relación  con Mas ha mejorado y ha añadido que se debe "vivir en el presente y pensar que CiU se pondrá de acuerdo" respecto a la pregunta de la consulta soberanista, que se debe definir antes de final de año.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS