Santa Perpètua, la gran víctima de Panrico

El grupo de bollería industrial efectuará el mayor número de despidos en la planta vallesana La fábrica se quedará con 99 de sus actuales 351 trabajadores

Empleados de Panrico en Santa Perpètua, el sábado pasado.
Empleados de Panrico en Santa Perpètua, el sábado pasado.A. garcia

Panrico tiene en el punto de mira a su fábrica de Santa Perpètua de Mogoda, la única del grupo que mantiene la huelga indefinida y la que probablemente saldrá más diezmada de los recortes laborales que plantea el grupo de bollería industrial. Según el plan de viabilidad de la compañía, la planta vallesana apenas se quedará con 99 de sus actuales 351 empleados, lo que supone un recorte del 75% de la plantilla, según Europa Press. Quienes se queden deberán afrontar un futuro con un 30% menos de salario.

Tanto UGT como CC OO mantienen su firme oposición a los proyectos de la compañía y ayer redoblaron su apuesta por la huelga indefinida, al considerar que, más allá del pago pendiente de la nómina de septiembre, el plan de viabilidad está repleto de “incongruencias y contradicciones”. UGT criticó que se apueste por fabricar para marcas blancas para ganar volumen y que, en cambio, se prepare un sustancial recorte de la plantilla. En conjunto, Panrico plantea el despido de 1.900 de los 4.000 empleados, una cifra que incluye también a trabajadores autónomos.

Más información
Santa Perpètua ha cerrado 195 empresas en la crisis

En ese tijeretazo laboral, la planta catalana será la que corra la peor suerte, según los datos conocidos por los sindicatos. El fabricante de Donuts y Bollycao, propiedad del fondo de capital riesgo Oaktree, prevé despedir a 162 empleados de Paracuellos del Jarama (Madrid), 91 en Valladolid, 75 en Puente Genil y otras 37 de las instalaciones de Zaragoza.

La posición de la planta vallesana parece inamovible pese a las continuas presiones que está realizando la dirección de la compañía, en manos de Carlos Gila. El sábado, reunidos en asamblea, apostaron por seguir los paros y extendieron los motivos. Ya no solo se trata de que no han cobrado la nómina de septiembre —hasta el momento han recibido tres pagos por un importe conjunto de 746 euros— sino del expediente de regulación de empleo (ERE) que planea sobre sus cabezas.

UGT, a través de un comunicado, explicó ayer que el plan manifiesta que las rutas del canal directo —bares, panaderías y pequeñas tiendas— presentan pérdidas, “cuando las cifras que se ofrecían hasta el momento eran de crecimiento”, y añadió que el canal de libre servicio —hipermercados y supermercados—, que está generando pérdidas, se presenta como el futuro de la compañía.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La próxima reunión de negociación entre Panrico y los sindicatos está prevista para hoy martes y mañana miércoles en Madrid. La que se tenía que celebrar el viernes y ayer lunes fue anulada para dar tiempo a los representantes sindicales a analizar la documentación.

Sobre la firma

Dani Cordero

Dani Cordero es redactor de economía en EL PAÍS, responsable del área de industria y automoción. Licenciado en Periodismo por la Universitat Ramon Llull, ha trabajado para distintos medios de comunicación como Expansión, El Mundo y Ara, entre otros, siempre desde Barcelona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS