Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un enfermero declara que el 14N hubo más heridos por pelotas de goma

El sanitario, sin embargo, dice que el tipo de lesión que presentaba Quintana no es similar a la producida por ese tipo de artefacto

Un enfermero de la ambulancia que atendió a Ester Quintana tras resultar herida en la manifestación por la huelga general del 14 de noviembre de 2012 ha explicado hoy al juez que ese día los servicios médicos auxiliaron a otras personas lesionadas por pelotas de goma. Según han informado fuentes judiciales, así lo ha declarado hoy un enfermero del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) ante el titular del juzgado de instrucción número 11 de Barcelona, que investiga las lesiones sufridas por la manifestante, quien mantiene que perdió el ojo al recibir el impacto de una pelota de goma.

El enfermero ha asegurado que en la jornada del 14N los servicios médicos atendieron en Barcelona otros casos de heridos por pelotas de goma, un artefacto que ha dicho distinguir perfectamente de los proyectiles viscolásticos de precisión, que Interior admite que sí se dispararon.

Sin embargo, este sanitario que atendió a Ester Quintana y que asegura tener experiencia en al menos otro caso de heridas provocadas por pelotas de goma, ha afirmado al juez que el tipo de lesión que presentaba la manifestante no es similar a la producida por ese tipo de artefacto.  Según el enfermero, cuyo testimonio ha sido propuesto por la defensa de los mossos imputados, en los casos de impactos por pelota de goma el ojo suele desprenderse de la córnea hacia fuera, y esa no era la situación de Quintana, pese a que la herida de la manifestante era profunda y limpia.

El testigo ha corroborado hoy la versión que siempre ha dado Quintana sobre las circunstancias en que resultó herida, al ratificar que la manifestante cruzaba el paseo de Gràcia de Barcelona cuando giró la cabeza para mirar hacia atrás y, entonces, recibió el impacto en el ojo. También han declarado hoy ante el juez como testigos, propuestos por la defensa, el conductor y un ayudante sanitario de la ambulancia que atendió a Quintana, quienes no han podido aportar dato alguno para el esclarecimiento de los hechos dado que aseguran que no vieron a la manifestante herida.

Según han informado fuentes judiciales, la policía catalana ha aportado ahora al juez la escopeta que pudo herir a Ester Quintana, tal y como les requirió el magistrado para encargar a la Guardia Civil un informe sobre las características técnicas del arma. Por su parte, la acusación particular ejercida por la manifestante ha presentado al juez una nueva grabación sobre los movimientos de los furgones antidisturbios que integraban la unidad que el magistrado sospecha disparó la pelota de goma que segó el nervio óptico de Quintana.

Esa grabación, según la acusación particular representada por la abogada Laia Serra, pretende demostrar que los mossos de la unidad que operó cerca de la manifestante -de la que está imputado un subinspector y un escopetero- mintieron sobre el orden en el que se desplazaban los tres furgones que componían el dispositivo. Laia Serra quiere plantear al juez un nuevo examen forense de las heridas sufridas por Esther Quintana, con el fin de demostrar que son de mayor alcance que las de otros casos de pelotas de goma. También ha pedido que una a la causa la exposición que hizo la oftalmóloga Estrella Fernández en la comisión de investigación del Parlament sobre las pelotas de goma, quien definió las lesiones causadas por ese artefacto como "heridas de guerra".

Más información