Absuelto el alcalde de Baltar, acusado de coaccionar a candidatos del PSOE

La juez considera “reprochable” la actitud del regidor pero no aprecia delito

José Antonio Feijóo, el alcalde del municipio ourensano de Baltar que reconoció en sede judicial que había intentado evitar por distintos medios que cuatro de sus vecinos formaran parte de la lista del PSdeG a las elecciones municipales de 2011, ha sido absuelto de los delitos de coacciones que para él pedían los afectados (añadían la petición de pena subsidiaria de amenazas y otro delito de malversación) y el Ministerio Fiscal. La juez, suplente del Juzgado de lo Penal número 1 de Ourense, califica la conducta del regidor de “desafortunada” y “reprochable” para la pluralidad democrática pero no ve “atisbo de acto coactivo”. La sentencia destaca que, ante las contradicciones que se apreciaron durante el juicio entre las versiones ofrecidas por el acusado y los demandantes, la juez no dispone de “testimonio objetivo para conocer la verdad" por lo que absuelve al alcalde. La acusación particular ya ha anunciado que recurrirá el fallo ante la Audiencia Provincial.

 En el juicio, Feijóo reconoció que se entrevistó uno por uno con los cuatro integrantes de la lista socialista porque, precisó, quería una “candidatura fuerte, aunque con ello perdiese 1.000 euros”. Uno de los demandantes testificó que el regidor le había dicho: “Estoy dispuesto a perder 1.500 euros si no vas en la lista del PSOE”. También reconoció José Antonio Feijóo que habló con la farmacéutica del pueblo, ajena a este partido, quien testificó que el alcalde le había insistido “hasta agobiarla” en que amenazara con despedir a una empleada suya si esta no desistía de ir en la candidatura socialista. Respecto a la número uno de la lista del PSdeG, que denunció que Feijóo, tras intentar convencerla para que renunciara, la persiguió en coche por los caminos del pueblo, el acusado reconoció que hizo el mismo recorrido tras ella, pero lo atribuyó a una coincidencia.

Ante la “ausencia de testimonio objetivo”, y ante la necesidad de “conservar el principio de presunción de inocencia” para el acusado, la juez se apoya en el hecho de que las demandantes tienen suficiente preparación como para ser coaccionadas. “Las condiciones educacionales y profesionales de las demandantes, personas formadas y con personalidad, hace difícil creer que puedan verse intimidadas por las visitas del acusado, por más que refieran la gran influencia que tiene y aludan a su personalidad maquiavélica”, sostiene la juez en la sentencia. Puntualiza, además, que las denunciantes “no dependen profesionalmente del acusado y son conocedoras de los cauces que la sociedad les brinda ante cualquier injerencia en el ámbito de su libertad”. Junto a ello, echa en falta algún informe, o bajas médicas “que supuestamente tuvieron que pedir las víctimas” para dar credibilidad a sus testimonios.

El Ministerio Fiscal dio, por el contrario, absoluta veracidad a las declaraciones de los demandantes, según expuso en sus conclusiones en el juicio, asegurando que el regidor había querido “eliminar al PSOE” y no tener competencia política.

Feijóo, a quien el PP había abierto expediente disciplinario, queda de esta forma rehabilitado —salvo posterior juicio— para el ejercicio de sus funciones políticas, aunque el alcalde de Baltar mantuvo hasta ayer mismo todos sus cargos. No solo siguió al frente de la alcaldía, sino en el grupo del PP en la Diputación, donde jamás rompió la disciplina de partido. Además, continuó en el grupo de gobierno, donde fue designado por el presidente provincial responsable de la imagen de la provincia de Ourense.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50