Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vidal dice sentirse sola y pide el apoyo de los trabajadores de RTVV

La directora general convoca a todos los empleados

Rosa Vidal, a la salida del juicio del TSj de Valencia.
Rosa Vidal, a la salida del juicio del TSj de Valencia.

La situación es tan "difícil y complicada" que la directora general de RTVV, Rosa Vidal, convocó este jueves a todos los trabajadores de la plantilla a una reunión en el Centre de Burjassot, con el propósito inicial de relatar los últimos acontecimientos. Allí aseguró que se había sentido muy sola durante el juicio del expediente de regulación e empleo (ERE) por el que se ha despedido a un millar de empleados. "En el juicio me sentí sin ningún apoyo. Habéis de reivindicar vuestro trabajo para que la sociedad esté con vosotros", dijo, según fuentes de la cadena. Unas horas antes, en el pleno del consejo de administración, Vidal había asegurado que no piensa dimitir, sea cual sea la sentencia. 

La directora general desde el pasado mes de abril empezó criticando que sólo salgan a la calle a protestar los que quieren que la RTVV "cierre". Unas palabras que fueron contestadas por los trabajadores, que le reprocharon que intentara dividirlos. Vidal intentó matizar sus palabras e incidió en que hay que defender la televisión pública como se hace un centro de salud, por ejemplo. Añadió que los trabajadores, que en ocasiones son cuestionados públicamente, no han respondido a esos ataques.

Vosotros no tenéis la culpa de lo que ha ocurrido en esta empresa

Rosa Vidal

Aunque la directora general rechazó, según los sindicatos, realizar cualquier valoración jurídica sobre el proceso, destacó que se han respetado todas las garantías, que la empresa ha entregado toda la documentación a los tribunales y que ahora son los jueces quienes deben decidir, por lo que ha mostrado su "respeto absoluto" a las decisiones judiciales.

Detalló que RTVV contempla tres escenarios para el futuro: que se declare la improcedencia de los despidos, la nulidad del ERE o la legalidad del expediente. En el primero de los casos, precisó, la Generalitat asumiría el pago de los despidos, una cifra que situaría en torno a los 25 millones de euros, mientras que en una hipotética situación de nulidad "el contrato programa se resolverá", volviéndose a la situación anterior. Se abrirían así "muchas posibilidades", desde la readmisión de los trabajadores y la ejecución de otro ERE, al cierre de RTVV, según la amenaza velada del vicepresidente de la Generalitat, José Ciscar.

Además, la directora general advirtió de que "si Nou desaparece, la Comunitat desaparece mediáticamente" y felicitó a los trabajadores por conseguir que los informativos de la cadena sean "incómodos para todos los partidos", lo que asoció a un ejercicio de "profesionalidad e independencia". Se refería a unas críticas vertidas por el diputado del PP Rafael Maluenda relativas a que Nou trata mejor a los partidos de la oposición que al PP. Algunos trabajadores incidieron en que se siguen produciendo manipulaciones. Vidal puso a disposición de los trabajadores un correo corporativo para denunciarlas. 

Preguntada sobre si se actuará contra los anteriores directivos por su "mala gestión", Rosa Vidal ha instado a que "el que sepa algo, lo cuente" y acuda a la justicia, y también ha incidido en que toma decisiones "al margen de lo que diga la política y la prensa".  

"Vosotros no tenéis la culpa de lo que ha ocurrido en esta empresa, tampoco yo; no os acobardéis", recalcó Vidal, quien según los sindicatos recordó a los empleados que su "enemigo" es "que la sociedad valenciana ha dejado de ver Canal Nou y, por tanto, "no han de pagar algo que no ven".

Calumnias y cinismo

Rosa Vidal comunicó a los trabajadores que ha interpuesto una denuncia ante el juzgado por los hechos ocurridos el pasado lunes a su salida del TSJCV, cuando un grupo de personas concentradas profirió insultos contra ella (ladrona y mentirosa), por calumnias con publicidad.

Su intervención tuvo una respuesta política inmediata por parte de Josep Moreno. El diputado socialista y portavoz en la comisión de control de RTVV en las Cortes fue muy crítico con ella y su iniciativa de reunir a todos los trabajadores cuando lo que pretende es "dividirlos y satanizar a los despedidos". "Es una cínica y una irresponsable. Su objetivo es coaccionar tanto a los trabajadores como a los jueces", añadió Moreno, para quien no ha habido ningún cambio en la línea informativa: "Se sigue manipulando igual o más".