Acuerdo unánime en las Cortes para desmantelar el almacén de gas Castor

Populares y socialistas intercambian críticas pero asumen el cierre definitivo

Participantes en la cadena humana que el día 9 reclamó en Vinaròs el cierre de la plataforma Castor.
Participantes en la cadena humana que el día 9 reclamó en Vinaròs el cierre de la plataforma Castor.Ángel Sánchez

Populares y socialistas intercambiaron críticas este jueves sobre la responsabilidad de sus gobiernos en la autorización del proyecto y su control, mientras Compromís y Esquerra Unida repartían reproches a unos y a otros. Sin embargo, las Cortes Valencianas aprobaron por unanimidad pedir el cierre “definitivo y permanente” de la plataforma y el depósito de gas submarino Castor, cuya actividad frente a la costa de Vinaròs está vinculada a los terremotos que se han registrado desde septiembre en las costas de Castellón y Tarragona. Los grupos parlamentarios pactaron una transaccional a partir de una proposición no de ley del PP. En la resolución se exige también el desmantelamiento del almacén, cuyos trabajos fueron suspendidos de orden del Ministerio de Industria en septiembre ante la sucesión de seísmos que llegaron a alcanzar 4,2 grados en la escala Richter.

La resolución aprobada asume que, si se pusiera en marcha de nuevo la planta, “no hay ninguna certeza ni seguridad de que no se volviesen a reproducir terremotos ni se pudiese garantizar la seguridad ciudadana”. También pide que se depuren responsabilidades en la empresa y las autoridades que intervinieron en el proyecto en el caso de que se constaten negligencias.

El PP había presentado una proposición no de ley en la que instaba al Parlamento autonómico a expresar su respaldo a “la paralización indefinida y el cese inmediato” del proyecto Castor “mientras no se garantice la seguridad ciudadana”. Por su parte, Compromís y Esquerra Unida del País Valencià (EUPV) defendieron el cierre definitivo, como acabó recogiendo el acuerdo final.

La diputada de EUPV Marina Albiol, antes de alcanzarse el acuerdo, resaltó que se tienen que depurar “responsabilidades de todo tipo”, que consideró “compartidas entre el ministerio y el Consell, entre el PP y el partido socialista”. Josep Maria Pañella, de Compromís, recordó que ya la Diputación de Castellón pidió el cierre de Castor e invitó al PP a que no juegue “al gato y al ratón”.

Si no al gato y al ratón, sí a ponerse uno a otro el dedo en el ojo, se dedicaron populares y socialistas. Mariano Castejón, del PP, remarcó que fue el ministro de Industria del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero Miguel Sebastián quien dio luz verde al proyecto Castor. A su vez, el socialista Francesc Signes recordó que la iniciativa se puso en marcha con un Gobierno del PP en España y culminó con otro Gobierno del mismo signo político. “Quiera o no, Castor es responsabilidad del PSOE”, replicó Castejón, tras aclarar que el PP “no busca culpables sino responsables”. Signes, que elogió el ejercicio de “responsabilidad política” que implica el acuerdo unánime de las Cortes Valencianas, reclamó que la consejera de Medio Ambiente, Isabel Bonig, retire la “infamia”, que lanzó el miércoles, de que el líder del PSPV-PSOE, Ximo Puig, pactó con la empresa de Castor, Escal UGS, la puesta en marcha de la instalación. El diputado socialista indicó que la Generalitat no puso pegas ni presentó alegaciones a Castor y añadió que Rodrigo Rato avaló los intereses de Florentino Pérez en el proyecto.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50