Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL JUICIO DEL 'CASO FABRA'

“La forma de operar de los Fabra es de manual de dinero negro”, según un perito

Hacienda critica el ‘modus operandi’ de amortizar los créditos con ingresos sin justificar

“Hay ingresos en una misma cuenta con dos minutos de diferencia”, dice un perito

Carlos Fabra, a la llegada a una de las sesiones del juicio.
Carlos Fabra, a la llegada a una de las sesiones del juicio. EL PAÍS

El jefe de la unidad de apoyo de la Agencia Tributaria a la Fiscalía Anticorrupción y uno de los peritos judiciales que investigaron las cuentas del expresidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, y de su exmujer, ha manifestado este miércoles que la forma de operar del matrimonio es “la primera que se incluye en los manuales de estudio de afloración de dinero negro” y más “cuando no se acredita el origen del efectivo”. “Es una operación conocidísima, es decir, una forma de aflorar dinero negro es pedir un préstamo y amortizarlo en efectivo”, ha recalcado Conrado M. Caviró.

El perito ha hecho referencia a que esta era la operativa de los acusados para amortizar los diversos préstamos bancarios que tenía el matrimonio. Los peritos han recordado que no ha quedado acreditado por la renta de ambos el origen de 3,3 millones de euros entre 1999 y 2004, de los que tres millones son ingresos en efectivo de los que se desconoce su origen.

En este sentido, los dos peritos de Hacienda se han referido a estos ingresos que, en muchos casos se hicieron de forma fraccionada y para amortizar préstamos. “Hay hasta dos ingresos en la misma cuenta con una diferencia de solo dos minutos. ¿Por qué no se hace de una?”, se preguntó uno de ellos.

Los inspectores de Hacienda han reiterado en la sesión de este miércoles que los más de tres millones cuyo origen “no se corresponde con las rentas” y que son “los ingresos de efectivo” lo que ha permitido el nivel de consumo mantenido.

Carlos Fabra está acusado de cuatro fraudes fiscales por 700.000 euros por ingresos sin justificar de 1,9 millones por los que se enfrenta a ocho de los trece años de cárcel que le reclama la Fiscalía Anticorrupción. A su exmujer se le acusa de otros tres presuntos fraudes por más de 400.000 euros por ingresos de 1,5 millones sin acreditar.

“Sin rastro”

El martes, ambos peritos de Hacienda aseguraron que “no hay rastro” de los tres millones de ingresos que los Fabra hicieron en efectivo en sus cuentas bancarias, principalmente para pagar la amortización de préstamos. En total, los inspectores hablan de 3,3 millones sin justificar pero aseguran que “el meollo” está en el efectivo. Sus informes revelaron que el matrimonio tenía una renta declarada (entre sueldos, rendimiento mobiliario y de cuentas) de más de 580.000 euros. Lo que les llevó a hablar de “tremendo desfase” entre su capacidad y el dinero en efectivo que manejaron e ingresaron en sus cuentas. No hay forma, aseguraron, de explicar de dónde viene ese dinero ni analizando “operación por operación, ingreso por ingreso”. Los peritos examinaron 17.000 operaciones en unas 80 cuentas.

Un ejemplo de este desfase lo dio Conrado M. Caviró, cuando aseguró que los Fabra realizaron extracciones de tarjetas en casinos en ese periodo una cifra superior a la que declararon como rentas. Caviró cifró en 648.000 euros (486.000 netos tras descontar los ingresos por el mismo concepto) el dinero de las cuentas de los Fabra que responde a estas operaciones en casinos entre 1999 y 2004. El perito declaró que todas las salidas de dinero de tarjeta de “más de 6.000 euros” son operaciones en casinos “nacionales y extranjeros” y no extracciones en las entidades bancarias.

La defensa de Fabra también trató de justificar los ingresos en lo que llamaron “caja familiar”. La abogada del Estado preguntó que qué era eso, si tenía conocimiento de que en la casa de Fabra se hicieran ingresos en efectivo o si sabía de esa caja porque así se lo había dicho el acusado. “El dinero en el bolsillo del señor Fabra era notorio, no solo el de su caja”, dijo.