Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

RTVV perdió 160 millones al comprar y vender derechos de equipos de fútbol

Esquerra Unida considera indecente que una empresa hoy "quebrada" se haya dedicado a financiar a los clubes valencianos

El diputado de Esquerra Unida Ignacio Blanco exhibe el cuadro recibido de RTVV.
El diputado de Esquerra Unida Ignacio Blanco exhibe el cuadro recibido de RTVV.

Ràdio Televisió Valenciana (RTVV) compró y vendió derechos de los clubes de fútbol valencianos en lo que Ignacio Blanco, diputado de Esquerra Unida, ha calificado este martes como la época de la "burbuja futbolística", entre 2003 y 2008. La maniobra de compra-venta, contra toda lógica, no supuso negocio algún para la empresa pública de radiotelevisión sino un importante quebranto, de cerca de 160 millones de euros (IVA incluido). Si a esa cantidad se suman los derechos de emisión de partidos de liga y de otras competiciones comprados a Audiovisual Sport o a Mediapro, RTVV ha perdido desde 2003 más de 234 millones de euros en los derechos del fútbol.

La cifras que ha ofrecido Blanco en las Cortes Valencianas son fruto de la respuesta que ha obtenido de un paquete de 23 preguntas escritas que formuló a la actual directora general de RTVV, Rosa Vidal, de quien ha obtenido como respuesta un cuadro con las cifras tan pequeñas que ha tenido que recurrir a la "táctica de la lupa" para poder descifrarlo.

El diputado de Esquerra Unida del País Valencià (EUPV) ha explicado que ya la Sindicatura de Comptes había puesto de relieve en sus informes lo incomprensible de que RTVV comprara los derechos televisivos del Valencia, el Vila-real o el Levante por unos precios "muy superiores" a los del mercado. En conjunto, había detectado unas pérdidas de 132 millones de euros (sin IVA). Los datos aportados ahora por Vidal confirman ese peculiar método de sobrefinanciación de los clubes desde la televisión pública.

Así, en su papel de intermediario, RTVV invirtió 152 millones de euros en los derechos del Vila-real, de los que recuperó 69,5 con su posterior venta; 203 en los del Valencia, de los que recuperó 139, y 27,5 en los del Levante, de los que rescató 19,1 millones. De esta forma, las pérdidas con el Vila-real superaron los 83 millones; con el Valencia 65 millones, y con el Levante 8,5 millones. Blanco calificó de "indecente" que se haya utilizado este mecanismo para financiar a los clubes y destacó que el momento álgido coincidió, en 2007 y 2008, con la presidencia de Francisco Camps. "Se ha regalado dinero a los equipos en una operación completamente fraudulenta", ha indicado.

A esas cifras hay que añadir los derechos de emisión de partidos de fútbol, que para RTVV supusieron un total de 75,4 millones de euros (41,6 a Audiovisual Sport y 33,8 a Mediapro). En total, y siempre de acuerdo con las cifras aportadas por la actual directora general, RTVV destinó a derechos del fútbol desde 2003 más de 459 millones de euros, y recuperó 224,7 millones, lo que supuso unas pérdidas de cerca de 234 millones de euros.

En ese contexto, el diputado de EUPV ha denunciado la existencia de un contrato con el Vila-real que cuesta anualmente 2,9 millones de euros a RTVV y que sigue en vigor. En respuesta a una iniciativa parlamentaria, Blanco ha tenido acceso al contrato de adquisición de derechos que en 2010 firmaron el presidente del Vila-real, Fernando Roig, y el entonces director general de RTVV, José López Jaraba. Su objeto no son los partidos de Liga del Vila-real sino tres partidos amistosos, así como otros aspectos como publicidad o derechos audiovisuales de la mascota del club.En marzo de 2012, el contrato se suspendió porque el equipo había bajado a segunda división, y ahora se habrá retomado. RTVV no tiene opción a rescindirlo; sólo el propio club, ha explicado el parlamentario. 

El representante de EUPV en el consejo de administración de RTVV, Manuel S. Jardí, que estaba presente en la comparecencia ante los periodistas, propondrá este jueves en el pleno que no se paguen los seis millones que el mantenimiento del contrato implicaría. "Se pagan casi tres millones por unos derechos que no valen nada", ha indicado Ignacio Blanco, que ha considerado "intolerable", en un contexto de crisis, que se financie a entidades privadas como los clubes de fútbol desde empresas públicas como RTVV.