Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La historiadora del arte Sílvia Muñoz, nueva directora el Conca

Las auditorías a los equipamientos culturales y el Estatuto del Artista, próximos trabajos que presentará la entidad de la Generalitat

La Generalitat ha hecho público este martes el nombramiento del nuevo director del Consell Nacional de la cultura i les Arts (Conca) tras la renuncia de Norbert Tomàs. La elegida es la historiadora y crítica del arte Sílvia Muñoz d’Imbert (Barcelona, 1973) que ya formaba parte del Comité Executiu del Consell de la Cultura de Barcelona y del consejo asesor del Museo de Montserrat. Según un comunicado del propio Conca, Muñoz ha estado vinculada a la Consejería de Cultura al trabajar para la Entidad Autónoma de Difusión Cultural y colaborar con la Oficina de Apoyo a las Iniciativas Culturales.

Tomàs, que presentó su renuncia al cargo el pasado viernes deja a su sucesora sobre la mesa uno de los trabajos más difíciles con los que se ha enfrentado el Conca en su corta vida: la auditoria a los equipamientos culturales en los que participa la Generalitat. En abril del año pasado se comenzó con tres de ellos: el Auditori, el MNAC y el Mercat de les Flors. “Es un proyecto muy novedoso, sin referentes previos, por lo que hemos tenido que inventar el sistema y buscar el modelo y construir indicadores”, explica Tomàs que asegura que su marcha del Conca se produce al cerrar una etapa y que no tiene nada de polémico ni conflictivo. “Es lo último que deseo”.

Tomàs accedió al cargo en mayo de 2011 procedente de la dirección general de Cooperación Cultural y ha dirigido esta entidad durante la grave crisis que llevó a la dimisión de 10 de los 11 miembros del plenario. La dimisión se produjo tras conocerse que las funciones del Conca se verían afectadas --quedaba como un órgano consultivo sin capacidad de otorgar subvenciones como hasta ese momento- con la nueva ley que impulsaba la consejería de Ferran Mascarell 

Las auditorías han partido de la recogida de datos de las actividades y de la organización estructural de cada equipamiento. “Cada uno con sus características y complejidades distintas”. Según Tomás, será a finales de año cuando esté creado el modelo que servirá para abordar el análisis de otros equipamientos y se podrán saber los primeros resultados. “No se tratará de hacer un análisis para criticar el funcionamiento sino para dar orientaciones objetivas para optimizarlo”. Tomàs asegura que se trata de dar respuesta más allá de las cifras de visitantes y de presupuestos con los que cuentan los equipamientos culturales. “Estamos obsesionados con eso. No todo es venta de entradas, mientras que es más interesante saber quién vuelve y quién va asiduamente a los museos y centros culturales”.

Por ahora no hay resultados de estos análisis minuciosos. Será en la próxima comparecencia del Conca ante la comisión de Cultura del Parlament cuando se den a conocer los primeros resultados, además de presentar el estatuto del artista. “Será antes de que acabe el año”, asegura Tomàs. Para 2014, explica, se realizará el mismo trabajo para cuatro equipamientos más.