Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

3.000 preguntas sobre Sanidad del PSM y el Gobierno no acepta ninguna

La Comunidad alega que las preguntas "no se corresponden con el programa presupuestario"

La oposición se queja de la opacidad que rodea a las cuentas del Sermas

Una de las quejas más corrientes de los partidos de la oposición en la Asamblea de Madrid es la opacidad que rodea a las cuentas del Servicio Madrileño de Salud (Sermas). Pese a que representa el 40% del presupuesto de la Comunidad de Madrid, más de 7.000 millones de los 17.048 presupuestados en este ejercicio, PSM, IU y UPyD entienden que el Gobierno regional les da un tratamiento de “secreto de Estado”. “La falta de transparencia se demuestra cuando queremos entrar en detalle”, lamenta la diputada regional socialista Teresa González Ausín, que denuncia que el Ejecutivo de Ignacio González le ha tumbado las alrededor de 3.000 preguntas sobre los 32 programas del Sermas —Lavandería Central, Hospital Puerta de Hierro, Plan integral de listas de espera, etc.— que ha registrado desde agosto. A razón de 80 por día, y muchas veces sobre partidas inicialmente sin dotación presupuestaria en el programa.

Las preguntas de la parlamentaria se centran en las partidas presupuestarias de todos los programas del Sermas, los únicos de los que la Comunidad no da explicaciones: mensualmente sí informa de la ejecución del resto del presupuesto regional. El PP justifica que una partida presupuestaria que inicialmente no está dotada de fondos no existe y por lo tanto no cabe pregunta posible, argumentando que “las partidas no se corresponden al programa”. En cambio, la Comunidad sí aporta luz a las partidas sin dotación inicial en el presupuesto de 2013 que, meses después, sí la terminan teniendo.

Ausín solicitó hace un año la ejecución del presupuesto de gastos a 31 de agosto de 2012 de los programas del Sermas con escaso éxito: la respuesta fue una única cifra total de lo ejecutado en cada programa. Sin profundizar. Tras ello, la diputada pidió amparo a la Mesa de la Asamblea (formada por siete integrantes, cuatro del PP), que no la admitió a trámite porque sus preguntas “no se correspondían con el programa presupuestario” y “por no ser competencia de la Mesa valorar el contenido de las contestaciones remitidas por el Gobierno”.

El pasado julio el Ejecutivo madrileño informó, con un año de retraso, de una modificación de crédito de 906 millones para pagar facturas sanitarias a través del modelo de pago a proveedores impulsado por el Estado. La cifra correspondía mayoritariamente al ejercicio de 2011 y se repartía en tres modificaciones de 454,1 millones, 235,5 y 216,4. La Comunidad solicitó justo 906 millones en el pago a proveedores de marzo de 2012.

En abril del año pasado la Comunidad remitió al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas facturas por 1.279 millones a 31 de diciembre de 2011, de las que 1.080 millones correspondían a la Consejería de Sanidad (el 84,4%). Seis meses después, el Ejecutivo de González reconocía que la deuda ascendía en la Nochevieja de 2011 a 1.738 millones, es decir 658 millones más (61%).

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram