Los jueces de Santiago arremeten contra la portavoz del gobierno municipal

La judicatura denuncia los "insultos" a una magistrada por parte de una concejal del PP

La cascada de problemas judiciales que aflige al gobierno municipal de Santiago —10 de los 13 concejales del PP están imputados por diversas causas— ha derivado ahora en un enfrentamiento con la judicatura de la ciudad. En una iniciativa sin precedentes, la Junta General de Jueces de Santiago emitió ayer una dura nota para respaldar a su compañera Ana López-Suevos, titular del Juzgado de Instrucción número 1, y censurar con dureza a la portavoz del gobierno local, María Pardo, quien había acusado a la magistrada de “hacer política”. La actitud de Pardo, según los jueces compostelanos, es “impropia de un responsable político” y “denota poco respeto por el principio de la división de poderes”.

 El conflicto arrancó el pasado lunes, cuando la juez López-Suevos comunicó a los siete concejales de la Junta de Gobierno de Santiago las citaciones para declarar como imputados a raíz de de una denuncia presentada contra ellos por la fiscalía. El ministerio público entiende que los ediles cometieron un delito de prevaricación por acordar que el Ayuntamiento se hiciese cargo de los gastos de defensa de su compañero Adrián Varela, responsable de Deportes e imputado en el caso Pokémon, que investiga una supuesta trama de sobornos en varios municipios. Nada más trascender las citaciones a los concejales, en una comparencia ante los medios, María Pardo, una de las imputadas y portavoz del gobierno municipal, acusó a López-Suevos de “persecución política” y de “hacer política desde la justicia”.

Las declaraciones de Pardo sorprendieron porque la magistrada se había limitado a tramitar una denuncia de la fiscalía y porque, apenas unos días atrás, la propia López-Suevos había sobreseído la denuncia del antiguo subjefe de la policía local contra el alcalde compostelano, Ángel Currás, y su antecesor, Gerardo Conde Roa. La junta de jueces de la ciudad celebró ayer una reunión en la que se aprobó por unanimidad un duro comunicado en defensa de su compañera y plagado de reproches a la actitud de la portavoz del gobierno local. La declaración muestra su apoyo a López-Suevos y manifiesta que las acusaciones de Pardo, además de “carentes de fundamento”,  "entran de lleno en la esfera del insulto".

Los jueces compostelanos señalan que la actitud de la concejal no es propia de “una sociedad democrática en la que el respeto institucional entre los distintos poderes debe ser uno de los principios que la rija”. “Resulta curioso”, argumentan los magistrados, “que se acuse a una jueza que investiga una denuncia presentada por la fiscalía de persecución política y dicha acusación se vierta por la portavoz de una Corporación cuyo máximo representante reconocía, hace apenas una semana, la justicia que había hecho la misma jueza al archivar una denuncia presentada contra varios miembros del Ayuntamiento”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción