Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las balanzas fiscales revelarán la infrafinanciación valenciana, según Fabra

"La sociedad debe saber en qué gastamos el dinero las comunidades autónomas", afirma

El president de la Generalitat, Alberto Fabra, ha expresado hoy su apoyo a la propuesta lanzada este lunes por el presidente del Gobierno de publicar las balanzas fiscales de las comunidades en diciembre porque permitirá, en su opinión, "dar a conocer la falta de ingresos de la Comunidad Valenciana para cubrir gastos clave".

Fabra se ha pronunciado así tras inaugurar esta mañana en Castellón la jornada Estrategias, retos y oportunidades. Internacionalización, financiación y experiencias empresariales, que se ha celebrado en la Cámara de Comercio de la ciudad.

El jefe del Consell ha dicho que el Gobierno valenciano "no tiene ningún tipo de oposición" a la propuesta de Mariano Rajoy de publicar las balanzas fiscales de las comunidades "porque la sociedad española debe saber en qué gastan el dinero, y también cuáles son sus balances".

Ha dicho, además, que hacer público este balance permitirá dar a conocer "la falta de financiación que tiene la Comunidad Valenciana, donde en este momento solo puede cubrirse el 85 por ciento de los gastos de los valencianos en sanidad, educación y servicios sociales, y eso no puede ser".

"Esa infrafinanciación nos ha hecho acometer un esfuerzo mayor que el resto, y ello nos ha generado desequilibrios en los últimos años", ha alegado.

Sobre la petición del presidente madrileño, Ignacio González, de que la reforma del sistema de financiación para las comunidades autónomas estuviera lista el 1 de enero de 2014, Fabra ha dudado de que "en tres meses sea posible" acometer una revisión "consensuada entre todos".

"Lo importante es que a lo largo de 2014 podrá llevarse a cabo esa reforma, y aprobarla, cuando antes se ponía de plazo el año de las próximas elecciones municipales", ha valorado.

El presidente también ha destacado que en el Comité Ejecutivo Nacional del PP, celebrado este lunes en Madrid y al que no asistió al encontrarse junto al Príncipe de Asturias en la inauguración de una central de Iberdrola en Cortes de Pallás (Valencia), se acordara "que no habrá trato de favor para nadie, que todas las comunidades autónomas será tratadas por igual, aunque luego se tengan en consideración ciertas peculiaridades como la población, la dispersión geográfica o la renta per cápita".

"La tarta es la que es"

El consejero de Hacienda y Administración Pública, Juan Carlos Moragues, considera "positivo" que "se hable ya de un calendario para revisar el sistema de financiación, a partir de marzo de 2014, una vez se presente la reforma fiscal", y también que "se ligue la financiación autonómica con la reforma tributaria y fiscal" dado que "induce a la ruptura del statu quo" que defiende la Comunidad Valenciana.

Indica, sobre este último punto, que "todas las revisiones del sistema han partido de un statu quo, la situación de cada comunidad autónoma había que mantenerla y había una aportación adicional de fondos que se repartían de una forma opaca, farragosa y compleja" y que, por tanto, "el hecho de que se ligue ya es positivo".

Así lo ha señalado en declaraciones a Europa Press tras inaugurar el I Congreso del Juego de la Comunidad Valenciana. En cuanto a si abordó este tema en su reunión de este lunes con el consejero de Economia catalán, Andreu Mas-Colell, ha indicado que le comentó que la comisión de expertos de las Cortes "había diagnosticado el modelo actual y había propuesto un nuevo modelo de financiación que podía ser aceptado por todas las comunidades y por el Estado" y quedaron en "trabajar de forma conjunta" con esta autonomía y otras para "buscar un consenso" y un modelo que "satisfaga a la Comunidad".

Preguntado por si Cataluña podría ser un buen aliado de cara a la revisión, Moragues mantiene que "más que aliados, buscaría posiciones cercanas que beneficien especialmente a la Comunidad", y que "hay que ver cómo se sustancia el debate y cuáles son los posicionamientos".

"La tarta es la que es, hay que repartirla, y si a una comunidad autónoma se le da más trozo, hay menos para el resto", ha subrayado Moragues, quien aboga por buscar un modelo "eficiente, que garantice la prestación de servicios públicos fundamentales, rompa el statu quo, exista solidaridad interterritorial y, en definitiva, que sea justo y consensuado y aceptado por todos, en el seno de un acuerdo multilateral por parte de todas las comunidades autónomas".