Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento Valencia multa a la grúa con 24.000 euros

Albert considera “inaceptable” el retraso con el que el PP va a proceder a adjudicar la contrata

El Consistorio sanciona a la Servicleop por incumplimiento de contrato, denuncia EU

La Junta Local de Gobierno ha aprobado este viernes sancionar con 24.000 euros por incumplimiento de la obligación reconocida en el pliego de condiciones por la cual la contrata del servicio , Servicleop, está obligada a ingresar a diario en una cuenta de titularidad municipal el importe recaudado por todos los conceptos del servicio.

La concejal Rosa Albert ha explicado que la sanción fue comunicada a la contrata en julio de 2012 y en agosto de 2013 la empresa presentó un recurso de reposición en el que alegaba el incumplimiento sistemático por parte del Consistorio desde 2005, año del inicio de la concesión”, ha explicado la edil Rosa Albert. No es la primera sanción. El Consistorio ha multado también a Servicleop por no estar al corriente en el pago de las cotizaciones a la Seguridad Social.

Cleop, según Albert, ha alegado que durante los últimos cinco años el plazo medio de retraso del Ayuntamiento en el pago de las facturas ha sido desmesuradamente superior al plazo máximo de pago, según el pliego de condiciones. El Ayuntamiento ha estado pagando con el presupuesto anual en curso las facturas del servicio del año anterior, de manera que desde el inicio del contrato la administración municipal retrasa al año posterior el pago de la mitad de la facturación del ejercicio en curso.

“Nos encontramos ante un capítulo más del cúmulo de irregularidades que se han producido con respecto a esta contrata, que hay que recordar que fue sancionada también con una multa de 30.000 euros por el incumplimiento de sus obligaciones con la Seguridad Social, hecho que el Ayuntamiento conoció en el año 2012 y sancionando a la empresa en febrero del 2013”, ha asegurado la concejala de formación de izquierdas.

La edil ha insistido en que este es otro claro ejemplo más de cómo el modelo privatizador del PP no solo no es más rentable para las arcas municipales sino que, además, supone un grave perjuicio para los intereses públicos.

El contrato de concesión de este servicio se adjudicó en diciembre de 2004 y en julio de 2013 se acordó una segunda prórroga del contrato hasta el 31 de octubre de 2013 o hasta que se adjudique la nueva contrata destinando un presupuesto de 2,7 millones de euros.