La madre del agresor de Tàrrega asegura que su hijo tiene problemas psiquiátricos

La progenitora recuerda que el presunto homicida se medicaba y que un día llegó a autolesionarse

Concentración de ayer en Tàrrega en memoria de la menor asesinada.
Concentración de ayer en Tàrrega en memoria de la menor asesinada.Massimiliano Minocri

"Mi hijo sufría cambios de personalidad y debería estar en un psiquiátrico”, manifestó ayer Severina, la madre de Michel Hernández, el joven dominicano de 18 años detenido el lunes en Tàrrega (Urgell) por matar a cuchilladas a una menor de 14 años con la que mantenía una relación sentimental desde hace nueve meses. Está previsto que el presunto agresor pase hoy a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Cervera.

La madre del presunto homicida explicó que su hijo se medicaba porque desde hace tiempo padece trastornos psiquiátricos que incluso le llevaron a autolesionarse en varias ocasiones. Este problema, que según ella tiene su origen en un accidente, le provocaba continuos cambios de personalidad, de la alegría a la tristeza.

Severina reconoció que, al día siguiente de cumplir 18 años, su hijo se trasladó a vivir a casa de la familia de su novia, la misma en la que cometió el crimen. El detenido le asestó al menos 10 cuchilladas en el cuello y tórax, algunas de ellas profundas y mortales, según la autopsia. La mujer también explicó que tanto ella como su marido no vieron bien la decisión del hijo de irse a convivir con la menor y cree que a partir de ese momento Michel dejó de tomar el medicamento. El padre de la adolescente fallecida se opuso siempre a esa relación.

Al día siguiente de cumplir 18 años, su hijo se trasladó a vivir a casa de la familia de su novia

“Lo siento mucho, yo quería mucho a la niña y a su familia, con la que tenía buenas relaciones”, señaló Severina, quien negó rotundamente que su hijo pertenezca a una banda latina como se ha asegurado al relacionarlo con un hermanastro, miembro de los Trinitarios y condenado la semana pasada a 12 años de prisión por apuñalar a dos hermanos de la vecina localidad de Ciutadilla en un bar de Tàrrega durante la fiesta de fin de año de 2011. “Michel salía con jóvenes españoles y no era conflictivo”, subrayó.

Por su parte, Roger Martí, el abogado de oficio que trabaja en la defensa del presunto homicida, lamentó que se esté considerando el crimen como un caso de violencia machista y no se tengan en cuenta otros factores, que se negó a explicar, alegando que las diligencias han sido declaradas secretas por el juez instructor. “Estando en una fase tan prematura del procedimiento no es bueno ni aconsejable que se hagan prejuicios, por respeto tanto a la familia de la víctima como a la del detenido. Para mí este es un asunto muy complejo”, concluyó. El joven explicó en un primer momento que mató a la menor porque se lo ordenaron los Trinitarios, pero fuentes policiales no dan credibilidad a esa explicación y sostienen que se trata de un caso claro de violencia machista.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS