Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC da largas al sector crítico para ir a las municipales con siglas propias

Àngel Ros dice que Agrupament Socialista no quiere ser otra marca blanca

Pere Navarro y Àngel Ros, en 2011. Ampliar foto
Pere Navarro y Àngel Ros, en 2011.

Aunque la marca PSC no atraviesa por su mejor momento, la dirección del partido dio ayer largas al deseo de Agrupament Socialista (AS) de concurrir con sus siglas a las elecciones municipales en las poblaciones donde no lo haga ni el PSC, ni Progrés Municipal, la marca blanca en esos comicios.

La postura del primer secretario, Pere Navarro, es que las candidaturas y estrategias electorales se discuten y se aprueban en la ejecutiva del PSC, y posteriormente en el Consejo Nacional. Las municipales no se celebrarán hasta finales de mayo de 2015 y por eso Navarro entiende que resulta precipitado abrir el debate con tanta antelación, como ha hecho el alcalde de Lleida, Àngel Ros.

“Nunca competiremos con el PSC, porque nosotros somos PSC, ni con Progrés Municipal, pero queremos ensanchar el electorado socialista para dar cabida a independientes que no tienen carnet ni lo quieren”, explicó Àngel Ros, impulsor y fundador de AS. Los votos y los concejales que obtuviesen computarían para el PSC a la hora de constituir los consejos comarcales y las diputaciones, aclaró, como sucede ahora con Progrés Municipal.

Queremos ensanchar el electorado socialista para dar cabida a independientes que no tienen carnet ni lo quieren”

Àngel Ros

“Estas cosas no las deciden Àngel Ros ni Marina Geli”, explica un portavoz de la dirección, quien comparte el deseo de ensanchar el electorado, “pero no sobre la base de una corriente crítica como es Agrupament Socialista”, precisa. AS se presentó en agosto en Torroella de Montgrí (Baix Empordà) y está integrada por el sector más catalanista del PSC.

Ros anunció que se presentará a las próximas municipales con las siglas del PSC y explicó que la pretensión de Agrupament Socialista no es convertirse en una nueva marca blanca. “Para eso ya está Progrés Municipal, pero ellos solo tienen vida electoral y nosotros pretendemos tener vida política permanente”, dice el alcalde leridano. Agrupament Socialista seguirá haciendo presentaciones en los próximos meses y, según Ros, tienen el deseo de abrir el debate político más allá del tema identitario. La dirección ve con recelo este movimiento y recuerda que aún no se han constituido como corriente crítica.

Jaume Collboni, portavoz del PSC, se había mostrado por la mañana más receptivo respecto a Agrupament Socialista. “El nombre no hace la cosa y suponemos que los que cambian unas siglas es para ampliar la base electoral”, dijo. También recordó que de las 733 candidaturas que los socialistas presentaron en las últimas municipales, 300 no llevaban las siglas PSC. La mitad de los ocho mil concejales que logró el partido son independientes.