Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere un indigente en Sevilla tras ser dado de alta en el hospital

El Virgen del Rocío le mandó a un albergue tras atenderle poco más de una hora

Tenía 23 años, pesaba 30 kilos, y la autopsia apunta a una bronconeumonía

Falleció el pasado miércoles tumbado en la sala de usos múltiples de un albergue para indigentes de Sevilla, a la hora del almuerzo. Pesaba 30 kilos y tenía 23 años. Esa noche había sido atendido en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, donde no se estimó su ingreso y se procedió al alta del paciente tras permanecer algo más de hora y media en el centro hospitalario. Al día siguiente murió por bronconeumonía, según apunta un adelanto de la autopsia facilitado por fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

El hospital no aporta datos del historial clínico del hombre, de nacionalidad polaca, solo confirma que estuvo allí unas horas, que entró por urgencias y que fue dado de alta, pero no explica las causas por las que no se procedió a su ingreso “por la ley de protección de datos”, explican desde el hospital.

Según fuentes municipales, del informe facilitado por los médicos a los técnicos del Ayuntamiento se extrae que posee un perfil de problemática social, que estaba muy desnutrido, y que pesaba unos 30 kilos. La concejal de Familia y Asuntos Sociales, Dolores de Pablo-Blanco, declaró este jueves que en el informe se lee que se encontraba deshidratado y desnutrido. “Es un caso desgraciado y extremo”, consideró la edil. “Una vez que recibió el alta, el paciente fue trasladado al albergue, situado en la calle Perafán de Ribera, por el servicio de emergencias sociales municipales, que fue solicitado por los facultativos del hospital porque consideraron que en las condiciones en las que se encontraba el hombre no podía pasar la noche en la calle”, declaran desde el Ayuntamiento.

En el albergue se le ofreció la cena, descansó, y en la mañana del miércoles se le sirvió el desayuno. “Aunque nos han confirmado que no se encontraba bien para comer”, dicen las citadas fuentes judiciales, que establecen en un principio la hora del deceso entre las 15.30 y las 16.00 del miércoles.

En el atestado de la Policía Nacional, que acudió al lugar de los hechos, se informa de que el hombre frecuentaba el albergue en el que falleció y que el responsable del centro, al que entrevistaron, declaró que el fallecido fue encontrado tumbado en unos sillones en el salón de usos múltiples, ya sin pulso. Los hechos fueron puestos en conocimiento del juzgado de Guardia de Sevilla, donde se ha abierto una investigación de oficio. La consejera andaluza de Salud, María José Sánchez, mostró este jueves su “total disposición” para colaborar en las diligencias abiertas y declaró que el hombre “recibió su atención inmediatamente y cuando salió del hospital se le llevó al albergue, y en principio estaba respondiendo bien a los tratamientos que se le habían puesto”, informa Europa Press.

La Policía Nacional ha contactado con la Embajada de Polonia en España para identificar plenamente al hombre, cuyo cadáver permaneció el día de ayer en el Instituto Anatómico Forense de Sevilla, donde se le realizó la autopsia.

El hombre había sido encontrado en la noche del martes tumbado en la Avenida República Argentina, una transitada calle del barrio de Los Remedios, frente a un restaurante de comida rápida, según cuentan fuentes del servicio de emergencias del 112. “Tenemos registradas dos llamadas de ciudadanos, a las 21.57 y a las 22.15 del martes, en la que nos avisaban de que había un indigente con síntomas de encontrarse en mal estado tumbado en la vía pública durmiendo entre cartones”, detallan desde el 112. “Posteriormente se procedió a avisar a los servicios sanitarios y a la policía local”, añaden estas fuentes.

En ese momento fue trasladado al hospital Virgen del Rocío. Horas más tarde fallecería en el albergue para personas sin hogar a la hora del almuerzo.