Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El desajuste de oferta y demanda en FP disgusta a patronal y sindicatos

La patronal del metal lamenta que 1.100 plazas de FP vacantes sean de su sector

FETE-UGT apunta una demanda insatisfecha de 10.000 plazas por mala planificación

La Federación Empresarial Metalúrgica Valenciana (Femeval) ha lamentado este miércoles que determinados ciclos formativos vinculados al sector metal acumulen más de 1.100 de las 9.000 plazas libres. Subraya en un comunicado que esas vacantes en ciclos como el de sistemas electrotécnicos y automatizados o de mantenimiento electrónico y electromecánico, corresponden a titulaciones que concentran un 21 por ciento de los candidatos que buscan las empresas, frente a la "escasa demanda" de otros ciclos formativos.

 Femeval mantiene que esas plazas sin ocupar "evidencian un preocupante desconocimiento sobre las oportunidades de empleo estable, de calidad y rentable" de determinadas profesiones.  Se refiere a especialidades profesionales como las de técnico de mantenimiento industrial y las relacionadas con la fabricación mecánica, electricidad, electrónica, instalación y mantenimiento que, junto a administración, suponen el 60 por ciento de la oferta de FP.

 En opinión de Femeval, "llama la atención que los estudios relacionados con titulaciones mediáticas hayan copado las solicitudes de ingreso", en lo que considera "una clara muestra de que la demanda de los alumnos no siempre coincide con los ciclos de más salida". La patronal del metal señala que la magnitud de este sector, que reúne a 27.500 empresas y 153.000 trabajadores en la Comunidad Valenciana, "es una garantía más que suficiente para elegir estos ciclos".

También indica que, a pesar de la pérdida de peso del sector industrial en los últimos años, las empresas metalmecánicas "ya están mostrando signos de mejora". Su presidente, Vicente Lafuente, subraya que "requerirán en un corto plazo de tiempo de mano de obra cualificada" y que, por tanto, "es ahora cuando se tienen que empezar a formar las futuras generaciones de trabajadores del metal".

También indica que, a pesar de la pérdida de peso del sector industrial en los últimos años, las empresas metalmecánicas "ya están mostrando signos de mejora". Su presidente, Vicente Lafuente, subraya que "requerirán en un corto plazo de tiempo de mano de obra cualificada" y que, por tanto, "es ahora cuando se tienen que empezar a formar las futuras generaciones de trabajadores del metal".

Más y mejor planificación

Si Femeval critica el desajuste de la demanda de plazas de Formación Profesional, FETE-UGT PV  denuncia desde hace años el desajuste de la oferta. Aunque este sindicato, de notable implantación en la FP,  valora "positivamente el esfuerzo realizado por la Consejería de Educación" en la oferta de plazas, también la considera "claramente insuficiente para atender la demanda existente que crece de forma espectacular " año tras año.

Así, "si en cursos anteriores hablamos de un déficit de casi 8.000 plazas de FP, este año perfectamente podemos alcanzar las 10.000 plazas", asegura un portavoz del sindicato.

Contrastan ambas posiciones, asimismo, con la satisfacción de los responsables de la Generalitat por la oferta existente y creciente de formación profesional en la Comunidad Valenciana, tanto en centros públicos como concertados. Según Educación, quedan casi 9.000 plazas vacantes en ciclos formativos, tanto de grado medio como de grado superior. En concreto, 3.489 plazas disponibles en grado medio y 5.415 en superior.

Los ciclos con más vacantes, según la misma fuente son Gestión administrativa, Mantenimiento electromecánico, Comercio, Mecanizado e Instalaciones de Telecomunicaciones, en grado medio. En el superior las vacantes  están sobre todo en Administración y Finanzas: 1.369, pero también tienen huecos notables, en Educación Infantil y  Sistemas electrotécnicos y automatizados, además de Sistemas de telecomunicaciones e informáticos, Mecatrónica industrial y Mantenimiento electrónico.

Para FETE-UGT, lo que ocurre es que,  si se tiene en cuenta la diversificación de familias profesionales y ciclos formativos en más de cien, "la demanda es escasa en muchos de ellos e imposible de asumir, por su volumen, en otros".  La solución pasa por "una planificación y un mapa escolar de la Formación Profesional que ordene la oferta y la conduzca hacia la demanda existente y a las propias necesidades del mercado laboral". Sin eso, "continuará existiendo ese desfase que observamos anualmente", aseguran.

Se trata, además, de una planificación distinta de las enseñanzas obligatorias, "donde no hay tantas opciones". Al final, a juicio de este sindicato, "faltan centros, equipamientos, dotaciones y profesorado". 

Cualificación técnica avanzada

Vicente Lafuente, presidente de Femeval, aboga por que "todos, empresarios y responsables del sistema educativo", deben esforzarse "en orientar al alumnado hacia las ramas profesionales más demandadas por los sectores productivos". Advierte de que, en caso contrario, estarán "haciendo un flaco favor al futuro de los jóvenes porque el mercado laboral solicita trabajadores cada vez más cualificados y versátiles, no sólo para cubrir las necesidades de puestos puntuales, sino para asegurar la competitividad a medio plazo de sectores como el metal cuyo sólido recorrido no entiende de modas pasajeras".

Femeval basa estas demandas en los resultados del estudio sobre la 'Evolución de los puestos de trabajo dentro del sector metalmecánico', que analiza los cambios en los perfiles y competencias profesionales que solicita el metal, con un nivel de tecnificación y automatización de procesos cada vez mayor.

Según el informe, la incorporación de nuevas tecnologías en los procesos de producción provoca una pérdida de empleo en los procesos básicos, pero "está generando una demanda de personal en los productos acabados con lo que el empleo queda compensado". Así, las ocupaciones emergentes exigen de una cualificación técnica muy avanzada y formación base en electrotecnia y mecánica, así como una visión del conjunto del proceso. La tendencia también apunta hacia el trabajo en equipo y se impone la polivalencia, por lo que se abandona el modelo de trabajadores semicualificados.