Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fogones en paro forzoso

Empleados y alumnos de las escuelas de hostelería andaluzas se movilizan por el parón de los cursos y los impagos de la Junta

Empleados de la Escuela de Hostelería La Laguna, en un encierro. Ampliar foto
Empleados de la Escuela de Hostelería La Laguna, en un encierro.

Trabajadores y alumnos de las escuelas de hostelería de Andalucía han comenzado a movilizarse por los impagos de varios meses por parte de la Junta y, sobre todo, por la incertidumbre que rodea el inicio del actual curso, que debía haber arrancado esta semana. La situación es grave en los 14 consorcios escuela que hay en la comunidad, entre ellos las cinco escuelas de hostelería. Todos están acusando el trasvase de las competencias desde la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo a la de Educación, Cultura y Deporte, que ha dejado la gestión de estos centros en un limbo.

En la Escuela de Hostelería La Laguna, de Baeza (Jaén), la que más especialidades tiene en su oferta formativa, profesores, empleados y alumnos mantienen hasta la mañana de este miércoles un encierro en sus instalaciones para exigir a la Junta que aporte luz sobre el inicio del curso, para el que están pendientes más de 400 aspirantes. La situación económica se ha ido agravando en los últimos meses, ya que en el último curso no han recibido dinero alguno de la Junta. Eso ha provocado una deuda cercana a los dos millones de euros a los proveedores del centro y que los alumnos y empleados lleven tres meses sin cobrar.

“Nos dicen que el problema se debe a trámites administrativos, pero lo cierto es que nadie nos aclara la situación”, indicaba Consolación Rodríguez, representante sindical, durante el encierro en las instalaciones de la escuela baezana. A su juicio, muchas de las ofertas de empleo para jóvenes formados en este centro se están truncando puesto que los alumnos no pueden concluir su etapa formativa.

En el centro de Baeza están en vilo 400 estudiantes y 180 proveedores

Otro centro donde cunde el nerviosismo es la Escuela de Hostelería de La Cónsula, en Málaga. Medio centenar de alumnos de Sala y Cocina se concentraron en el patio y se reunieron con la dirección para exigir claridad sobre la situación. El delegado de Servicio de los alumnos, Javier Mahedero, informó a Europa Press de que si en 10 días no saben nada de cuándo iniciarán el segundo curso de su formación se plantearán movilizaciones. “Queremos hacernos sentir, no es agradable estar en esta situación”, lamentó.

Machedero añadió que hay alumnos que no son de la provincia de Málaga, por lo que tienen pisos alquilados que les está suponiendo un gasto; otros, en cambio, han rechazado ofertas de empleo para seguir cursando sus estudios en La Cónsula, la más antigua de las escuelas de hostelería y de donde han salido varias estrella Michelin, entre ellos Dani García. La Cónsula se vio obligada a cerrar el restaurante por los impagos de la Junta.

Educación diseña un nuevo modelo de formación para el empleo

La situación es similar en los otros dos centros de la provincia de Málaga, La Fonda y el CIOMijas, así como en los de Islantilla (Huelva) y Cádiz. Los sindicatos creen que la Junta intenta dejar morir a estas escuelas.

Sin embargo, el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Luciano Alonso, ha anunciado que se va a poner en marcha una convocatoria antes de que finalice octubre, lo cual permitirá a los centros realizar la oferta formativa correspondiente al año en curso. Durante su comparecencia en el Parlamento la semana pasada, Alonso indicó que se publicará la oferta el curso 2013-2014 a pesar de no tener todavía la resolución del Consejo de Ministros que determina las cantidades a transferir a las comunidades autónomas para la Formación Profesional para el Empleo. “Para no demorar la oferta formativa esta convocatoria se regirá por el marco jurídico que ha establecido el Estado como ya han hecho otras comunidades”, señaló el consejero.

Luciano Alonso afirmó que Andalucía va a diseñar un nuevo modelo de Formación Profesional para el Empleo para el curso 2014-2015 “desde el diálogo, la participación y la transparencia”. La intención de la consejería es convocar a todos los agentes económicos y sociales para que, junto con el Gobierno andaluz, se elabore una convocatoria que cumpla de manera “estricta y rigurosa” con la legislación vigente. Además, se incluirán las recomendaciones de la Intervención General, la Cámara de Cuentas de Andalucía y de la Comisión Europea en materia de FP.

Alonso avanzó que en este nuevo modelo se establecerán mecanismos como el reconocimiento de las competencias en las acreditaciones profesionales y el retorno de la inversión pública.