Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los artistas jóvenes se citan en SWAB

Dibujo, pintura y fotografía, protagonistas de la feria de arte contemporáneo en la que participan 53 galerías de 19 países

Un momento de la intervención junto a las tres chimeneas en el Poble Sec.
Un momento de la intervención junto a las tres chimeneas en el Poble Sec.

Una intervención de diez artistas urbanos en el Jardí de les Tres Xemeneies marcó ayer el comienzo de los eventos paralelos de la feria de arte contemporáneo SWAB, que celebra su sexta edición del jueves 3 de octubre hasta el domingo. Cuatro días durante los cuales habrá permanentemente un espacio donde muralistas y grafiteros realizarán sus obras en directo para los visitantes, que el año pasado fueron 15.000. El certamen vuelve a la que fue su sede más idónea, el Pabellón Italia de Fira de Barcelona, que ya ocupó en 2010 y cambia de fechas para coincidir con el arranque de la temporada expositiva y sobre todo para alejarse de la feria de videoarte Loop, que se celebra en mayo.

SWAB, una iniciativa privada promovida por el arquitecto y coleccionista Joaquín Diez-Cascón y su hija Marina, consigue consolidar el formato por el que apostó desde el principio: presencia internacional, precios contenidos y sobre todo artistas jóvenes, este año habrá más de 500, el 60% nacidos después de 1980. “Nos comparamos con un sello musical independiente o una editorial de libro raros”, indicó Diez-Cascón, que parece haber abandonado el objetivo de reunir 80 galerías. Empezó con 34 y en 2012 alcanzó las 64, pero este año baja a 53 con un incremento de las barcelonesas, que llegan a 13 y una destacada presencia internacional, con 37 galerías de 18 países. Además de la sección General, habrá cuatro ámbitos geográficos, dedicados a América, Asia, Oriente Medio y Norte de África y España y dos relacionados con la trayectoria: MYFAF (My first Art Fair) que reúne galerías con menos de dos años, que participan por primera vez en una feria internacional y 5 Galleries, firmas con cinco años de vida, que se han distinguido por su labor de investigación y experimentación.

Siria y Egipto son baja, pero sí vendrán galerías de Libano, Israel y Turquía

“La crisis en Egipto y Siria ha provocado varias bajas de aquella zona, pero tendremos una galería libanesa, una israelí y una turca, que exponen por primera vez en España. Lo mismo pasa con los participantes de Argentina, Perú y China, que además se han enfrentado a un viaje largo y caro”, aseguró el director de la feria, que cuenta con la colaboración del colectivo de comisarios jóvenes BAR, fundado por Juan Canela.

Un año más dibujo y pintura serán los protagonistas, aunque cobra más importancia la fotografía, quizás por el nuevo galardón dedicado a esta disciplina, el Premio Volkswagen, que donará la obra elegida al Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (Macba). El evento, que cuenta con 50.000 euros de la Generalitat y 15.000 del Ayuntamiento, se mantiene accesible a todos los bolsillos, con especial atención al coleccionista joven no sólo de edad, sino también de trayectoria. “Desde el principio tuvimos claro que uno de nuestros objetivos primordiales sería crear nuevos compradores. Sabemos que es un trabajo a largo plazo, pero tras cinco ediciones podemos asegurar que el planteamiento está funcionando y estamos contribuyendo a formar una nueva generación de coleccionistas”, concluyó Diez-Cascón.