Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Duran avisa al Gobierno que rechazar el diálogo aboca a una declaración unilateral

El democristiano pide una consulta con tres respuestas que evalúe la opción confederal

Josep Antoni Duran Lleida, líder de Unió Democràtica, no habló en el Debate de Política General pero estuvo presente en algunos de los discursos que se vivieron en el Parlament: el democristiano había propuesto el lunes una tercera vía confederal para distanciarse de las formaciones que apuestan por la independencia y de aquellas que buscan mantener la situación actual. El presidente de la Generalitat, Artur Mas, comenzó el día desechando la tercera vía, lo continuó abriéndose a incluir la propuesta en una consulta y lo acabó intentando acercar posiciones con Duran.

El democristiano ha ofrecido esta mañana una entrevista a RAC1, en la que ha defendido su propuesta y ha lanzado una advertencia al Gobierno de Mariano Rajoy: rechazarla aboca a Cataluña a la secesión. “Si nadie se pone a hablar muy posible que esta vía acabe en una declaración unilateral de independencia”. El democristiano ve un “muro” en el PP que intenta saltar para que la declaración unilateral no se produzca: “Dejaría Cataluña en el pairo”.

Artur Mas desautorizó sin ambages la propuesta de Duran: “Estamos donde estamos porque hemos acumulado cien años de decepciones con las terceras vías”, dijo el presidente catalán. Duran ha respondido que no se siente interpelado –y eso que Mas le citó expresamente e incluso ha afirmado que él no habla de tercera vía, pese a ser un concepto que utilizó expresamente en el artículo de La Vanguardia en la que clarificó sus posiciones. Duran ha rechazado la afirmación de Mas asegurando que, hablando de “cien años de decepciones”, el líder de CiU “obvia la época del presidente [Jordi] Pujol. El democristiano ha aseverado que no quiso afectar al Debate de Política General y se ha disculpado: “Ha podido parecer que Duran molestaba en vigilias del debate. Lo siento, no era la intención”.

En lo que sí coinciden Mas y Duran es en que la consulta puede tener tres opciones diferentes: la independencia, un mayor autogobierno para Cataluña sin salir de España y mantener el Estado autonómico. Una consulta que Duran ve “imposible” pactar con el Gobierno, aunque a su juicio la opción confederalista que defiende tendría que ser escuchada por el Gobierno. Una pregunta con dos respuestas, como defiende ERC y un importante sector de Convergència, dejaría fuera muchos catalanes, según Duran, y supondría “la victoria” de los republicanos. En las filas nacionalistas no tardaron ni un segundo en responder. El secretario general de Convergència, Josep Rull (en funciones por la imputación de Oriol Pujol), sentenció en Twitter que una consulta con tres respuestas serviría para escoger entre el sí al Estado propio, el no, y votar en blanco.

Más información