el conflicto con gibraltar

Los pescadores españoles vuelven a faenar en Gibraltar sin el acoso policial

Los trabajadores resaltan la ausencia de problemas “a pesar de la vigilancia" de las patrulleras

Decenas de pesqueros españoles, el pasado agosto.
Decenas de pesqueros españoles, el pasado agosto.Claudio Álvarez

Barcos de pesca con base en el puerto de La Línea de la Concepción (Cádiz) han vuelto a faenar, a lo largo de esta semana, en aguas próximas a Gibraltar. El Divina Providencia, el Alejandra, el Cristóbal y el marisquero Mi Mari decidieron el pasado lunes, “ante la falta de pesquerías en otras zonas de la Bahía de Algeciras”, regresar a la zona más próxima al litoral gibraltareño, aún a expensas de poder ser expulsados por las autoridades del Peñón, algo que de momento no ha sucedido.

Los pescadores faenan ahora en unas aguas más próximas al aeropuerto gibraltareño, junto a la zona en la que fueron lanzados los 70 bloques de hormigón por parte del Gobierno de Fabián Picardo. Unas aguas a las que hace meses la policía gibraltareña les impedía llegar. No obstante, los pescadores españoles quieren dejar claro que la situación "no es la idónea, ya que algunos bloques siguen provocando daños en las redes".

Francisco Gómez, patrón del Divina Providencia —uno de los barcos que más incidentes ha protagonizado desde que se iniciase el conflicto entre los pescadores españoles y el Gobierno de Gibraltar—, ha confirmado la ausencia de problemas, “a pesar de la vigilancia que siguen ejerciendo las patrulleras de la policía de Gibraltar”. “Se acercan y toman notas”, afirma el patrón. "Están apuntando los nombres de los barcos, pero por lo menos, nos dejan pescar y no nos impiden trabajar como ocurría antes”, supone Gómez.

El alcalde de Algeciras (Cádiz), el popular José Ignacio Landaluce, afirma haber estado en contacto con los pescadores en las últimas horas y ha remarcado que “el gobierno va a insistir ante el Reino Unido para que Gibraltar retire los bloques”. No obstante, le pide a Picardo “que recapacite y facilite la pesca a los barcos españoles”.

Los pescadores desconocen a que se puede deber la relajación de la tensión en las aguas que rodean a la colonia británica, pero no descartan “que se deba a la reciente visita de los inspectores comunitarios”, que se han desplazado hasta la zona del Campo de Gibraltar en las últimas veinticuatro horas. Su objetivo: recoger in situ información sobre los controles en la Verja que separa La Línea de Gibraltar y el contrabando de tabaco que se produce a través de este paso, procedente del Peñón. Es por ello, por lo que los pescadores no descartan que las hostilidades y el acoso de la policía gibraltareña puedan regresar con la marcha hoy de los inspectores, una vez hecha pública su vuelta al caladero.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción