Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valencia, ¿fuera del mapa cultural?

Los galeristas reclaman una regeneración de la vida artística de la ciudad

Presentan un proyecto conjunto de inicio de la temporada con 30 creadores

Los galeristas, con Rafael Ripoll (tercero por la derecha), el empresario José Gandia (quinto) y el crítico Agustín Pérez (sexto).
Los galeristas, con Rafael Ripoll (tercero por la derecha), el empresario José Gandia (quinto) y el crítico Agustín Pérez (sexto).

La mayoría de galeristas de arte contemporáneo de Valencia sobreviven gracias sobre todo a sus ventas en las ferias nacionales e internacionales, a sus contactos externos y a su voluntarismo. Salas históricas como Tomás March o La Nave han cerrado en los últimos años. Los coleccionistas valencianos escasean. Un problema que se agrava con la crisis, a pesar de que, precisamente, el arte se ha revelado como una de las inversiones más revalorizadas y seguras en la actual coyuntura, según apuntan consultoras especializadas y se desprende del incremento en las ventas en las casas de subastas.

El panorama en Valencia, sin embargo, no es edificante ni halagüeño. “Necesitamos más coleccionistas. El público valenciano se tiene que activar y generar más coleccionismo”, afirmó este miércoles la galerista Olga Adelantado, presidenta de la Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo de la Comunidad Valenciana (LaVAC). Por eso, creen importante estimular el interés con iniciativas como la que presentaron, Abierto Valencia. Una veintena de galerías ofrecen las obras de 30 artistas nacionales e internacionales esta tarde y noche con motivo de la inauguración conjunta de la temporada. El objetivo es atraer al público, a los coleccionistas y a expertos.

El proyecto quiere contribuir a agitar la vida artística de la ciudad, convertirla en el “epicentro del arte contemporáneo” ofertando obras a partir de 100 euros. Se pretende “volver a situar a Valencia en el mapa de la cultura”, apuntó Adelantado.

El artista Mathieu Mercier, frente a una de sus obras que exhibe la galería Luis Adelantado.
El artista Mathieu Mercier, frente a una de sus obras que exhibe la galería Luis Adelantado.

“¿Entonces Valencia no está en el mapa cultural?”, preguntó un periodista. “Se está poniendo en tela de juicio”, contestó la galerista. No fue más allá ni entró en detalles. Ni hizo mención, por ejemplo, a la carta enviada el pasado año al presidente Alberto Fabra, firmada por LaVAC, entre otras asociaciones, en la que se incidía en que “desde hace muchos años, el IVAM ya no es el museo que se destacó como ejemplo a seguir en el panorama del arte”. Tampoco era el momento. A su lado, estaba sentado Rafael Ripoll, secretario autonómico de Cultura, que colabora en la organización de la iniciativa, junto con el Consorci de Museus. Ripoll no se escapó de ser interrogado, aunque salió por la tangente recordando la importancia de la cultura entendida como “política social” y su peso en el PIB (un 4%, si se suma el deporte).

Abierto Valencia suma exposiciones, conciertos, descuentos, visitas guiadas y vinos de honor. Incluye un premio a la mejor exposición (el crítico Agustín Pérez Rubio participa como jurado, entre otros) y un premio de adquisición de obra patrocinado por la empresa de diseño Gandia Blasco, cuyo propietario José Gandía participó en la presentación en el Centre del Carme, donde se clausurará la iniciativa.