crítica | zarzuela
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

La juventud de la madurez

El maestro Frühbeck de Burgos cosecha a los 80 años un éxito apoteósico en el teatro de La Zarzuela

Hace 8 días que el maestro Frühbeck de Burgos cumplió 80 años. Nadie lo diría viendo la energía que despliega dirigiendo y la entrega con la que se vuelca en los ensayos. Parece uno de esos jóvenes que salen del Sistema venezolano a comerse el mundo. La orquesta de la Comunidad de Madrid y el coro del teatro de La Zarzuela se transfiguraron ante tal inyección de vitalidad y consiguieron una prestación artística asombrosa, tanto en los cinco números de la suite Iberia orquestados por el propio director, como en la versión en concierto de la zarzuela La tempranica.

En los planteamientos musicales, el maestro no se anda con rodeos. Cree profundamente en lo que hace y así lo manifiesta. La música española suena precisamente a eso, a española por todos lo poros. Sin complejos, con grandeza. A María José Montiel le viene como anillo al dedo este tipo de acercamiento, porque ella es una cantante racial, y asi su emotiva romanza Sierras de Granada sonó con fuerza y empuje. La soprano argentina Virginia Wagner lidió con la memoria histórica en La tarántula, saliendo airosa.

LA TEMPRANICA

De Giménez, “Suite Iberia” de Albéniz. Con Rafael Frühbeck de Burgos. Orquesta de la Comunidad de Madrid y María José Montiel. Teatro de La Zarzuela, 22 de setiembre.

Carlos Bergasa, Juanma Cifuentes y el resto del reparto se integraron con homogeneidad en el impulsivo desarrollo musical. Y los coros, brillantes ya desde el de los cazadores del comienzo, que recuerda curiosamente los de El cazador furtivo, de Weber. La concentración de la orquesta estuvo a la altura de su complicidad con el maestro. Era un día para la sonrisa y los músicos la practicaban con una alegría como raras veces se ve. El éxito fue apoteósico. El teatro de La Zarzuela no ha podido inaugurar mejor su temporada lírica. Recuperando para la ciudad donde tantos años ha trabajado a un gran maestro. Un maestro sin blandenguerías, con seguridad, arrollador. De 80 años. Increíble.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS