Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La PAH protesta en el interior de varias sedes de Bankia en Valencia y Santa Pola

Los afectados por las hipotecas protestan en apoyo a un hombre en riesgo de desahucio

En Santa Pola, cuatro personas se han encadenado a una columna de una sucursal

Las quejas se han repetido también en Gandia y en la central del banco en Valencia

Algunos afectados por las hipotecas muestran hojas de reclamaciones en la sede central de Bankia en Valencia. Ampliar foto
Algunos afectados por las hipotecas muestran hojas de reclamaciones en la sede central de Bankia en Valencia.

Cerca de 20 miembros de la Plataforma de Afectados por Hipotecas (PAH) de la Comunidad Valenciana han accedido a la sede central de Bankia en Valencia donde han entregado un documento de apoyo a un caso de desahucio en Santa Pola (Alicante). Los participantes en el encierro han permanecido varias horas en la entidad mientras medio centenar de personas se manifestaba en el exterior. Al mismo tiempo, otras plataformas de la Comunidad Valenciana se concentraban en distintos puntos de la Comunidad Valenciana. En una sucursal de Santa Pola, cuatro personas se han encadenado a una columna según miembros de la PAH.

En la puerta de la sede central de Bankia en Valencia, los clientes que querían acceder al edificio tenían que sortear a los manifestantes que permanecían sentados en las escaleras de acceso a la oficina. Somos clientes, no delincuentes, gritaban acompañados por un coro de bocinazos golpes de bombo. En el interior de la oficina, un grupo de unas 20 personas exigía las hojas de reclamaciones.

En una sucursal de Santa Pola, cuatro personas se han encadenado a una columna

"Esta es una acción de solidaridad con el caso de José María, un parado de 36 años con tres niños a su cargo, al que Bankia le había ocultado que tenía un seguro de protección de pagos pero además había falsificado su firma para refinanciarle la hipoteca", ha explicado José Luis González. Este portavoz explica que Esther, su avalista, de 56 años, enferma y desempleada, ha tenido graves problemas de salud como consecuencia de "todo el sufrimiento que esta situación le está causando".

José María y su mujer, Alicia, han acudido a la concentración de Santa Pola. Alicia, ha explicado que llevan unos nueve meses intentando negociar con la entidad para poder acceder a un alquiler social, mientras que Bankia les ha denunciado "por poner pegatinas e insultos a los empleados", algo que es "falso", ha dicho.

El esposo de Alicia se ha encadenado a una columna en la sucursal de Bankia en Santa Pola, así como también otro afectado por desahucio. En ambos casos, disponían de un seguro de protección de hipoteca que cubría las cuotas en caso de desempleo, del que, asegura, no se les informó. Alicia y José tienen tres hijos menores de 4,8 y 12 años, mientras que la otra familia afectada, cuyo padre también se ha encadenado a una columna en la sucursal de Bankia en Santa Pola, tiene una niña afectada por una minusvalía del 56%.

Bankia asegura que lleva desde 2012 tratando de negociar con el afectado

Fuentes de Bankia explican que llevan desde 2012 tratando de negociar con el afectado. Aseguran que se le propuso una "adecuación del crédito" que finalmente no pudo llevarse a cabo porque el titular estaba afectado por un embargo de otra entidad bancaria. Estas mismas fuentes dicen que nunca se han negado a negociar con el afectado, a quien se le propuso ampliar la adecuación para que hiciera frente a los impagos en la otra entidad. Desde Bankia explican que es "imposible que se haya falsificado su firma porque las escrituras públicas se hacen ante notario" y por lo tanto nadie puede haber firmado por él sin su conocimiento. Además, desde la entidad aseguran que el usuario conocía la existencia del seguro y que su propio nombre, "Seguro de Hipoteca Protegido", era explicativo del producto.

A la misma hora en la sede central de Bankia en Valencia, la Asociación de usuarios de bancos cajas y seguros (Adicae) había convocado una protesta para exigir soluciones a los ahorradores e hipotecados "engañados" dentro de su campaña "toque a la banca".