Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cruzada de Moratinos contra el hambre

El exministro presenta en Alicante su libro sobre la falta de comida para 1.000 millones de personas

El exministro Miguel Ángel Moratinos
El exministro Miguel Ángel Moratinos

Miguel Ángel Moratinos, emprende su particular cruzada para luchar contra la falta de alimentos en el mundo para 1.000 millones de personas. El exministro socialista de Asuntos Exteriores acaba de publicar el libro La lucha contra el hambre, que se presentará este jueves a las 20.00 en la Sede de la Universidad de Alicante.

A pesar de que hay alimentos para todos, más de 1.000 millones de personas siguen pasando hambre en el mundo y esta situación se sigue agravando. En un momento como el actual, en que los titulares de prensa y la sociedad civil muestran una preocupación constante por la crisis económica mundial, quizá se esté dejando de lado el problema del hambre en el mundo. "Que en pleno siglo XXI tengamos estas cifras es inadmisible", lamenta Moratinos.

El exministro asegura que hay suficientes recursos y tecnología suficiente para luchar contra este problema pero "falta voluntad política y liderazgo. Tras unos años en los que se estaba logrando atajar el problema, a partir de 2008 subieron los precios de los alimentos básicos y la especulación afectó al arroz, el trigo o la soja, debido a la baja rentabilidad de los bonos basura.

Moratinos critica que siempre haya habido gente que "haya hecho fortunas" con el hambre y considera "urgente" que se reúna el Consejo Se Seguridad para fijar una agenda de actuación a corto, medio y largo plazo para buscar los medios y recursos para cumplir con los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

José Maria Perea Soro, presidente de la PIC (Plataforma de Iniciativas Ciudadanas de Alicante) y el autor del libro, Miguel Ángel Moratinos, abordarán, con datos en la mano, algunos aspectos de este grave problema que nos afecta a todos. Intentarán, además, ofrecer algunas claves para lograr que de una vez por todas se rompa el círculo vicioso de la impotencia colectiva frente al hambre.