Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo defiende su política forestal y dice que el problema es de orden público

El presidente se confiesa preocupado por el "deterioro de la imagen de Galicia"

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha confesado esta mañana su preocupación por el "deterioro de la imagen de Galicia" que están produciendo incendios forestales que "queman lugares emblemáticos" como el Monte Pindo, en Carnota (A Coruña), arrasado por el fuego desde la pasada noche. Pero Feijóo ha insistido en que el dispositivo contraincendios de la Xunta está funcionando perfectamente y que el asunto es un "problema de Interior", es decir de persecución de las personas que prenden fuego al monte.

"Nos están quemando el Monte Pindo", ha lamentado el presidente, "y quien lo ha hecho sabía que los aviones no pueden trabajar por la noche. El fuego empezó a las 21,37 horas. Las investigaciones nos dirán quién lo hizo. Pero lamentablemente hay una minoría a la que le interesa quemar el país".

Cuando los periodistas han preguntado si la sucesión de fuegos no hará variar la política de la Xunta, el presidente ha elogiado el dispositivo y la actuación de su Consellería de Medio Rural. El problema, según Feijóo, "es de Interior y de legislación". Es decir, que se modifique el Código Penal para endurecer las penas, que los incendiarios vayan "a prisión de forma inmediata" y que las fuerzas de seguridad "se lo pongan a difícil a los que quieren quemar el monte". El presidente ha anunciado que próximamente la Xunta aprobará medidas en ese sentido dentro de sus competencias.

Más información