Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento evita un veto expreso del ‘fracking’ en espacios protegidos

Rechazo a la proposición de las Juntas Generales de Álava y al apoyo de EH Bildu

La consejera Ana Oregi, en la comisión del Parlamento sobre el 'fracking'.
La consejera Ana Oregi, en la comisión del Parlamento sobre el 'fracking'.

El Parlamento vasco, en contra del criterio de EH Bildu y de las Juntas Generales de Alava, ha acordado no prohibir de forma expresa la exploración y explotación de hidrocarburos mediante la técnica de fracturación hidráulica o "fracking" en los espacios naturales protegidos.

La Comisión de Medio Ambiente de la Cámara vasca ha aprobado el dictamen de la ponencia que ha debatido sobre la proposición de ley de las Juntas Generales de Alava, que pedía en el Parlamento una modificación de la Ley vasca de Conservación de la Naturaleza para establecer la prohibición del "fracking" y de cualquier explotación minera, a cielo abierto o subterránea, dentro de terreros de espacios naturales protegidos.

Esta propuesta de las Juntas Generales de Alava ha sido rechazada por PNV, PSE-EE, PP y UPyD, que han unido sus votos para aprobar un texto al que se ha opuesto EH Bildu. Concretamente, el dictamen aprobado, que ahora tendrá que ser debatido y votado en sesión plenaria, contempla una modificación del artículo 17 de la Ley de Conservación de la Naturaleza del País Vasco que establece que dentro de los límites de los espacios naturales protegidos y sus zonas de afección se prohibirán las actividades extractivas que resulten incompatibles con los valores ambientales que se protegen.

Añade que serán los instrumentos de gestión de planificación o de gestión de cada espacio natural protegido los que determinen la incompatibilidad de dichas actividades extractivas con los valores medioambientales y los criterios de protección de dichos espacios. Si fueran compatibles dichas técnicas con los valores ambientales, los proyectos se someterán a la perceptiva evaluación de impacto ambiental, según el texto.

El portavoz 'abertzale' critica el cambio de posición del PNV

De esta forma, el documento respaldado por PNV, PSE-EE, PP y UPyD no prohíbe expresamente el "fracking" y deja la puerta abierta al uso de esta técnica en los espacios naturales, según ha asegurado el parlamentario de EH Bildu, Dani Maeztu. Maeztu ha denunciado la "incoherencia absoluta" del PNV por pedir en las Juntas Generales de Alava la prohibición del "fracking", en contra de lo defendido por su grupo en la Cámara vasca y también ha acusado a los nacionalistas de ceder ante el "lobby energético" con la ayuda del PSE y del PP.

Ha criticado al resto de los grupos por "deformar" la propuesta de las Juntas y abrir las puertas a la "peligrosa técnica de la fractura hidráulica también en los espacios protegidos" y ha recordado que en otras comunidades como Navarra, Cantabria y La Rioja, socialistas y populares sí que han prohibido el "fracking".

Luis Javier Tellería (PNV), por su parte, ha rebatido estas acusaciones y ha dejado claro que la propuesta aprobada "no abre la puerta" al "fracking" porque para el uso de esta técnica se exige una evaluación de impacto ambiental. Además, ha añadido, el Gobierno vasco, las diputaciones y los ayuntamientos serán los que decidan en cada caso si se pervierten los valores medioambientales que se quieren proteger y en el texto se promueve la no existencia de canteras en estas áreas protegidas.

Natalia Rojo (PSE-EE) ha recordado que la propuesta de las Juntas es contraria a la jurisprudencia, que rechaza las prohibiciones genéricas relacionadas con la extracción minera en defensa del medio ambiente.

En la línea de los argumentos socialistas, la parlamentaria del PP, Mari Carmen López de Ocariz, ha dicho que la proposición de las juntas es "ilegal", mientras que Gorka Maneiro (UPyD) ha mostrado su rechazo a esta técnica pero ha aclarado que la propuesta alavesa era de dudosa legalidad.