Pere Navarro pide calma y unidad dentro del PSC

El líder del PSC insta a respetar las decisiones orgánicas del partido

Tras cinco días de silencio, Pere Navarro primer secretario de los socialistas catalanes, ha realizado un llamamiento a la unidad del partido tras el enconado enfrentamiento que están protagonizando desde hace una semana Antonio Balmón, su mano derecha, y destacados exdirigentes encuadrados en el sector catalanista. “El PSC lo que debe hacer es recoger a toda la gente que comparta nuestros valores e ideas”, ha afirmado el socialista.

En unas declaraciones realizadas en los pasillos del Parlament, antes de entrar en la sesión de la Diputación Permanente de la cámara, Navarro ha intentado reducir la tensión en el seno de su formación aunque de hecho ha reiterado el mensaje que emite la cúpula socialista desde hace días: unidad y respeto a las decisiones que tomen los órganos de la dirección. “Es necesario ir todo juntos”, ha remachado. Navarro aseguró que tuvo conocimiento del artículo de Balmón cuando apareció en la prensa -“Lo leí cuando lo leyó todo el mundo”, ha dicho- pero fuentes del partido aseguran que estaba al corriente de su partido.

La crisis del PSC vivirá esta noche un nuevo episodio con la reunión de la corriente Agrupament en Torroella de Montgrí, integrada por exdirigentes y militantes del denominado sector catalanista, que analizarán el alcance de la fractura y debatirán, entre otras cosas, si participan activamente en la cadena humana de la Diada. La corriente Avançem, liderada por el diputado Joan Ignasi Elena, ha dado libertad a sus simpatizantes. La cúpula socialista se opone al acto por ser netamente independentista y ha avisado que quien asista debe hacerlo a título personal. Eso si: ha enviado un mensaje a los cargos públicos para que sean conscientes de que se corre el riesgo de que su presencia puede generar equívocos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS