Germà Gordó se decanta por participar en la ‘vía catalana’

El consejero de Justicia aguardará a consensuar la decisión el resto del Gobierno catalán

El consejero de Justicia, Germà Gordó.
El consejero de Justicia, Germà Gordó.Albert García

Los consejeros del Gobierno catalán se ven forzados estos días a responder a una pregunta obligada: ¿acudirán a la cadena humana? La respuesta de todos es la misma, dirigida por el consejero de Presidencia, Francesc Homs: hay que esperar a la decisión de la primera reunión del Consell Executiu, del 27 de agosto. Pero los consejeros más proclives a acudir a la marcha dejan claro su deseo de participar en la vía catalana.

Si ayer fue el titular de Cultura, Ferran Mascarell, el que dejó clara su “predisposición” a acudir a la marcha, esta mañana ha sido el turno del consejero de Justicia, Germà Gordó, que se ha escudado en la militancia de partido para expresar su voluntad de sumarse al acto de la Asamblea Nacional Catalana: “Soy militante de Convergència Democràtica y CDC da apoyo total a esta vía. Creo que con esto ya respondo claramente”, ha dicho Gordó, que ha pedido esperar a que todos los consejeros consensuen una posición: “Los representantes del Gobierno haremos lo que decidamos entre todos”.

Gordó, una de las voces más moderadas del entorno del presidente de la Generalitat, Artur Mas, pidió paciencia en el proceso soberanista. Frente al deseo de CDC de tener una respuesta de Mariano Rajoy a la carta de Mas en septiembre, Gordó ha reclamado tranquilidad: “Estamos en el mes de agosto y estoy convencido que habrá respuesta”. El consejero tampoco ha querido apresurarse a apostar por una fecha y una pregunta de la consulta, una decisión que ha dejado en manos del Parlament. “Quedan días, semanas, y meses para decidirlo conjuntamente”.

Se está planteando que todas las sensibilidades nacionalistas quepan en la cadena. Si es así, asistiré” Joan Girau

A la espera que el Gobierno en su conjunto decida si acude o no a la vía catalana, la cadena humana sumará como participantes a los presidentes de las diputaciones provinciales de Barcelona, Lleida y Girona, que han acudido junto a Gordó a la Universidad Catalana de Verano de Prada de Conflent (Francia), para realizar una conferencia sobre la Mancomunidad de Catalña. Salvador Esteve, presidente del ente barcelonés, ha confirmado su presencia y ha pedido que todo el mundo acuda a la manifestación ya sea por defender la independencia o el derecho a decidir: “Que todo el mundo vaya con el espíritu que cree que debe adoptar”.

Para el presidente de la Diputación de Girona, el democristiano Joan Girau, el sentido de la marcha es importante: “Se está planteando que todas las sensibilidades nacionalistas quepan en la cadena. Si es así, asistiré”. Menos reparos ha puesto Joan Rañé, presidente provincial de Lleida: “Estaré de forma clara y comprometida”, ha subrayado, e incluso ha concretado que se desplazará a l’Hospitalet de l’Infant (Baix Camp), uno de los tramos más vacíos. Rañé ha lamentado que la vía catalana no cruce las comarcas leridanas.

La asistencia del presidente de la diputación de Tarragona, ausente en Prada de Conflent, es una incógnita. El vicepresidente del ente tarraconense, Albert Vallbé, ha apuntado su presencia pero no ha querido pronunciarse en nombre del presidente, Josep Poblet: “Estoy convencido de que coincidiremos, pero no me atrevo a decir si irá o no”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS