Una niña muere en un tiroteo entre narcos en las Tres Mil Viviendas de Sevilla

Uno de los grupos confundió la casa de la familia de la menor con la de su rival La pequeña fue alcanzada en su vivienda por un disparo

Dos agentes, esta mañana en la zona del tiroteo en las Tres Mil Viviendas.
Dos agentes, esta mañana en la zona del tiroteo en las Tres Mil Viviendas.Paco Puentes

Una niña de siete años murió en la madrugada de este miércoles después de que recibiera el impacto de una bala en un tiroteo ocurrido en la barriada sevillana de las Tres Mil Viviendas. En la refriega también resultaron heridos sus padres, de 30 y 32 años de edad. Según las primeras investigaciones, las víctimas fueron heridas accidentalmente en una reyerta por un ajuste de cuentas entre dos clanes de la droga: los Perla y los Marianos. Al parecer, según fuentes policiales, uno de los grupos confundió la ventana de la vivienda de esta familia con la de su grupo rival, que era la contigua. Los dos hermanos de la pequeña, de nueve y dos años, resultaron ilesos.

Los hechos ocurrieron al filo de la medianoche en la calle Orfebre Cayetano González, una zona marginal conocida popularmente como Los Amarillos, situada junto a locales comerciales. Unas seis o siete personas, entre ellas una mujer, dispararon desde la calle con diferentes armas de fuego hacia el interior de esta vivienda hiriendo mortalmente a la pequeña. El origen de la pelea entre las dos bandas respondería a una deuda por un asunto de drogas, según la policía. Tal y como han recordado fuentes de la investigación, el clan de los Marianos estuvo implicado en abril de 2009 en otro tiroteo en la zona que le costó la vida a un joven de 17 años.

La reyerta responde a un ajuste de cuentas por droga, según la policía

La pequeña fue trasladada al Hospital Virgen del Rocío, donde se intentó reanimarla sin éxito, según fuentes del servicio de emergencias 112. A tenor de la autopsia, la menor recibió un solo disparo “mortal de necesidad” que le entró por la espalda y le salió por la cara anterior del tórax afectándole a los pulmones y a las arterias del corazón, informa Efe. Los padres también fueron trasladados al mismo centro hospitalario, donde permanecen en observación.

La casa en la que vivía la menor, que está rodeada con una valla metálica, presentaba varios disparos en la fachada así como en una de las persianas que da a la calle, junto a la cual los agentes marcaron hasta una veintena de casquillos.

Para evitar posibles represalias entre estas familias, la policía estableció en la zona un dispositivo de seguridad basado en varios controles de vehículos en las calles cercanas a la del suceso. También se estableció otro en el centro sanitario. En este sentido, la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, ha reafirmado hoy que la Policía Nacional había tomado medidas para garantizar la “seguridad y tranquilidad” en este barrio del Polígono Sur. A este llamamiento a la tranquilidad ciudadana se ha sumado el defensor del Pueblo andaluz, Jesús Maeztu, quien hasta el pasado mes de junio ha coordinado el plan para la regeneración social de esta zona promovido por la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Sevilla y el Estado. “Los vecinos deben tener calma y serenidad para que las autoridades competentes puedan hacer su trabajo y adoptar cuantas medidas sean necesarias para que hechos puntuales como este no se repitan”, afirma.

Pero para los vecinos este no es un incidente puntual. “En el barrio hay una preocupación grande porque estos incidentes ocurren con mucha frecuencia y, en la mayor parte de los casos, la justicia no consigue dominar la situación”, ha lamentado el presidente de la asociación de vecinos Martínez Montañés, Rafael Pertegal. Y como ejemplo, este vecino ha señalado que, tras el tiroteo en la casa de la menor, se produjo otro intercambio de disparos en otro punto de las Tres Mil Viviendas, en concreto, en la zona conocida como Las Vegas. En el último mes, la barriada ha vivido varios episodios parecidos.

A pesar de que la delegada del Gobierno anunció a mediodía que el Grupo de Homicidios de la Brigada de Policía Judicial tenía muy avanzadas las investigaciones, la policía aún no ha practicado ninguna detención aunque sí ha identificado a los presuntos autores de los tiroteos.

Una de las familias ya estuvo implicada en abril de 2009 en la muerte de un joven de 17 años 

Sobre la firma

Antonio J. Mora

Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Fue redactor en la delegación en Andalucía durante más de seis años y, actualmente, es portadista web. Licenciado en Periodismo por la Universidad de Málaga y Máster de periodismo de EL PAÍS, también trabajó en Diario Sur e Infolocalia. En 2009, ganó el premio nacional Alma de Periodista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción