El Consell dice que solo habrá otro trasvase del Júcar si existe consenso

La Generalitat dice estar dispuesta a “ceder el protagonismo” a los usuarios del agua en aras del consenso

El Consell salió ayer al paso de la polémica que ha levantado el borrador de plan hidológico de la cuenca del Júcar. El director general del Agua, José Alberto Comos, afirmó que cualquier decisión sobre la gestión del agua del Júcar se adoptará bajo “un consenso amplio” y “escuchando” a los usuarios. Comos se pronunció de esta manera en declaraciones en relación a la posibilidad que abre el nuevo proyecto del Plan Hidrológico del Júcar (PHJ) de un nuevo trasvase desde Cortes de Pallás, una posibilidad que denunció esta semana la plataforma Xúquer Viu.

“Solo si se llega a acuerdos y a un consenso amplio, se haría”, dijo al ser preguntado por la denuncia de la entidad ecologista, y agregó que la Generalitat está dispuesta a “ceder el protagonismo” a los usuarios del agua en aras del consenso. Comos, que destacó que el Plan del Júcar integra “de manera armónica” los intereses de las tres provincias de la Comunidad Valenciana, aseguró que el río tiene unas demandas importantes y “sufre” en momentos de sequía, pero esas demandas se pueden satisfacer con medidas de gestión optimizadas y conformes a la planificación hidrológica. Además, subrayó que los regadíos de la Ribera del Júcar tienen la mayor prioridad de los usos. “Los regadíos tradicionales de la Ribera están por delante de cualquier otro uso agrícola” en el nuevo proyecto, insistió.

El director general del Agua expresó su respeto a la postura de Xúquer Viu pero apuntó la responsabilidad de gestionar los usos del agua. Comos subrayó la importancia del trasvase Júcar-Vinalopó, que recupera la cobertura legal que perdió y por la que el Gobierno socialista “no hizo nada en ocho años”. El Plan del Júcar, además de garantizar la máxima prioridad para los regantes de la Ribera, aumenta la dotación hídrica para Valencia y L'Albufera, al pasar en este último caso de 100 a 167 hectómetros cúbicos, un 67% más. L'Albufera “va a poder recibir los retornos de riego y aportaciones de caudales superficiales del Júcar y el Turia, además de las propias cuencas vertientes de L'Albufera”, manifestó.

Por su parte, Valencia y su área metropolitana aumentan un 25% su dotación de agua, lo que supone garantizar “a muy largo plazo” las necesidades hídricas de un área de 1,5 millones de habitantes y los supuestos incrementos de población. Para Comos, el mantenimiento del ámbito histórico de planificación y gestión que recoge el PHJ es muy importante, y recordó que la Generalitat en 2011 ganó en el Tribunal Supremo varios procedimientos para mantener el ámbito de demarcación del Júcar. Esos recursos se presentaron contra el Real Decreto del Gobierno socialista de “fragmentación” de la demarcación, que suponía “un grave menoscabo” para los intereses de la Comunitat Valenciana.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS