Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

RTVV defiende su autonomía para el ERE y la oposición critica la “chapuza”

Vidal asegura que el rescate de trabajadores se realizará a través de la ampliación del expediente

También se contempla no comunicar los despidos a los afectados

El vicepresidente del Consell, José Ciscar, lleva reiterando con firmeza desde hace meses que el expediente de regulación de empleo (ERE) de RTVV “no admite” ninguna modificación y “va a ejecutarse sin replanteamiento”. El pasado miércoles, el consejo de administración del ente aprobó rescatar del ERE al menos a 186 trabajadores del departamento técnico (más siete por motivos sociales) para poder seguir emitiendo a partir del 31 de agosto, fecha límite de ejecución de los despidos. Su directora general, Rosa Vidal, aseguró ayer que se tomó la decisión de manera “autónoma”, con los votos de los consejeros del PP, sin requerir previamente el nihil obstat del Consell. “Mantenemos una relación correcta”, respondió en alusión a las diferencias evidenciadas la abogada Rosa Vidal, una apuesta personal del presidente de la Generalitat, Alberto Fabra.

Ciscar, por su parte, pareció ayer rebajar su firmeza. “Estamos convencidos de que el consejo de administración tomará siempre las mejores decisiones”, comentó a Europa Press, no sin recordar la importancia del pronunciamiento de la autoridad laboral.

Se refería a que la propuesta de rescate de los trabajadores a través de una prórroga hasta el 31 de diciembre de la ejecución del ERE está condicionada al informe de la dirección general de Trabajo, según lo acordado en el consejo. Pero la intención de RTVV es que si el informe llega a tiempo y es desfavorable, no se comunicarán los despidos a los empleados que necesita para que continúen ejerciendo sus funciones.

Vidal explicó que la decisión se adoptó porque de no conservarse los técnicos se iría al negro en Canal 9 y al silencio en Ràdio 9, según el informe elaborado por la subdirección técnica de RTVV. También se consultó con la Escuela de Telecomunicaciones de la Universidad Politécnica. Al retrasarse la aprobación del contrato programa no se ha podido externalizar y sacar a concurso el servicio técnico, como si se ha hecho con la programación, que deberá ser en valenciano.

Preguntada por si estas modificaciones evidencian que el ERE, por el que se despedirá al 70% de la plantilla (entre 1.100 y 1200 trabajadores), fue mal planteado en su origen, como denuncian el comité de empresa y la oposición, Vidal recordó que entonces ella no era directora general y que el periodo de consultas y de negociación fue “suficiente”.

El comité de empresa de RTVV aseguró ayer que el consejo de administración hizo “una huida hacia adelante” para no reconocer el “fracaso” del ERE “que hace inviable” la radio y la televisión públicas, porque los despidos “no permiten garantizar” las emisiones. Esa decisión profundiza, además, en la “injusticia” porque crea un “agravio comparativo” con los cerca de 800 trabajadores que ya están en la calle. El comité pidió volver al punto de partida y diseñar un proyecto “viable”.

"Torpeza e injusticia"

El portavoz del PSPV en la Comisión de Control de RTVV de las Cortes, Josep Moreno, afirmó que la decisión “deja por mentiroso al vicepresidente José Ciscar, quien dijo que a ese expediente no se le modificaría ni una coma, o a la propia directora, que no será capaz de cumplir lo que acaba de decir”. La modificación pone de manifiesto “la fragilidad jurídica de un ERE chapucero que nunca debió aprobarse sin consenso”.

El consejero por Compromís en RTVV, Rafael Xambó, señaló que la determinación demuestra la “torpeza” e “injusticia” del ERE. “La propuesta de PriceWaterhouse era manifiestamente mediocre y estaba mal hecha”, afirmó. El resultado, según Xambó, ha sido “el ERE más agresivo y bestia de la televisión pública europea” porque no hay ninguna sobre la que penda el despido del 70% de la plantilla.

Manolo Jardí, consejero por Esquerra Unida (EU) en RTVV, destacó la “inconsistencia y mala planificación de un ERE que ha dejado al ente público hecho unos zorros”. Según Jardí, el rescate “da más madera” a la posibilidad de que el Tribunal Superior de Justicia declare nulo el ERE “a la vista de todo el desastre”. El periodista es partidario de corregir la totalidad del proceso, y no “rebaremar” como hace el PP.