Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La última desanexión

Ziortza-Bolibar peleó durante 16 años para conseguir su objetivo

Ziortza-Bolibar consiguió ser el municipio 251 de Euskadi en 2004, el último barrio vasco que alcanzó su objetivo de constituir una nueva localidad, a pesar de que otros muchos han emprendido procesos similares.

Los vecinos de Zirotza-Bolibar, municipio separado tan sólo cinco kilómetros de Markina y con una población que en el momento de su independencia era de 359 habitantes, emprendieron un camino que tardaron 16 años en transitar (la plataforma vecinal de Igeldo lleva cerca de 20 años persiguiendo el mismo objetivo).

La desanexión requirió, entre otras muchas gestiones, tres estudios de viabilidad económica para demostrar que el futuro municipio sería capaz de mantenerse por sí mismo, dos consultas en las que sus residentes expresaron por amplia mayoría su deseo de independizarse, además de varias reuniones entre los vecinos que impulsaron el proceso y responsables del PNV, el partido que gobernaba entonces y ahora Bizkaia.

Las Juntas Generales del territorio aprobaron a finales de 2004 la independencia de Ziortza-Bolibar. Un trámite que en el caso de Igeldo, se supone, sería diferente porque, según la Diputación de Gipuzkoa, sólo le corresponde a ella en su consejo de gobierno.