Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSE dice que el acuerdo con el PNV incluye llevar la fiscalidad al Parlamento

Rodolfo Ares dice que la meta sería el acuerdo en adelgazar el entramado institucional

El secretario de Organización del PSE, Rodolfo Ares,durante la entrevista con Efe.
El secretario de Organización del PSE, Rodolfo Ares,durante la entrevista con Efe. EFE

El secretario de Organización del PSE, Rodolfo Ares, ha afirmado que el acuerdo con el PNV que prevén sellar en septiembre recogerá que el Parlamento de Vitoria "debata y decida" la fiscalidad "básica y común" de Euskadi y una profunda reforma del entramado institucional para suprimir empresas públicas.

Ares, en una entrevista con Efe, ha adelantado que el pacto con los nacionalistas incluiría nuevas medidas fiscales que no acarrearían subida de impuestos, un plan de lucha contra el fraude coordinado entre el Gobierno y las tres Diputaciones y un programa de reactivación económica cuyo primer fin sería crear empleo y dar estabilidad.

Aunque existen aún aspectos importantes que cerrar en el diálogo abierto desde el pasado mes de junio, Ares ha destacado que ha habido "muchos avances y acercamientos" que permiten ser optimistas para firmar un gran pacto de país entre ambos partidos a la vuelta del verano.

El coordinador del PSE ha dejado claro que uno de los pilares del acuerdo será que el Parlamento, hasta ahora sin competencias en materia tributaria, pase a fijar las bases de la política fiscal común para su posterior desarrollo en las Juntas forales.

Este paso supondría romper la exclusividad que las Diputaciones y las Juntas tienen a la hora de diseñar y aprobar la fiscalidad que se aplica sobre sus respectivos territorios y ciudadanos.

"El acuerdo con el PNV recogerá que el Parlamento debate y decide la fiscalidad básica y común", ha garantizado Ares.

Los presupuestos formarán parte de otra negociación", ha precisado.

"El PNV sabe que cualquier acuerdo pasa por esto. Desde el primer momento hemos sido claros y espero que seamos capaces de concretarlo en documentos", ha añadido.

El 'número dos' del PSE ha subrayado que otra de las medidas será la puesta en marcha de un plan contra el fraude fiscal coordinado entre el Gobierno vasco y las tres Haciendas forales que incluya la conexión informática de sus bases de datos "en tiempo real", otro aspecto inédito hasta ahora por las objeciones de cada Diputación.

También en materia fiscal, Ares ha asegurado que el compromiso con el PNV es acordar una política "más justa y progresiva para que todo el mundo pague por lo que percibe y lo que tiene". "No estamos planteando una subida de impuestos", ha matizado Ares para tranquilizar a las clases medias, sino que paguen más "los que más tienen".

Para aumentar los recursos públicos, otro aspecto clave del pacto con el PNV será la reforma "en profundidad" de la Ley de Territorios Históricos (LTH) y la aprobación de la ley municipal.

Según Ares, la meta sería clarificar las competencias del Gobierno vasco, las Diputaciones y los ayuntamientos y adelgazar el entramado institucional, evitando las duplicidades de hoy en día. Se trataría, ha añadido, de "caminar hacia una única empresa por sector", acabando con las diversas sociedades que cada institución tiene en campos como la promoción económica o el turismo.

Ares ha explicado que un objetivo tan ambicioso como modificar la LTH y poner en marcha la ley municipal no se acometería de forma inmediata, sino "con plazos", pero sería otra de las patas del pacto con el PNV que se cerraría en septiembre.

El coordinador del PSE ha garantizado que de haber acuerdo, será "global", consciente de "las dificultades que luego tiene implementar" las medidas de cada capítulo.

"Somos claros: para que haya acuerdo con nosotros, tendrá que abordarse estas cuatro grandes cuestiones, no solo en lo que tiene que ser la filosofía de su contenido, sino en las medidas concretas que tienen que abordarse", ha explicado.

"Para nosotros, el acuerdo forma parte de un todo", ha añadido resumido. En opinión de Ares, este pacto sentaría las bases para una Euskadi "moderna, competitiva, solidaria, sostenible y viable" para los próximos años, con la salida de la crisis como meta a corto plazo.

"Tiene que ser un plan con objetivos concretos, medibles, donde haya un compromiso de todas las administraciones, con recursos públicos y con capacidad de generar estabilidad, confianza y apoyo para generar empleo", ha incidido.

Ares ha informado de que durante agosto proseguirán los contactos entre PSE y PNV con la idea de que a comienzos de septiembre, haya una reunión de la comisión política bilateral "al más alto nivel" para evaluar la negociación, el grado de consenso y las discrepancias que pueda haber.

Ha puntualizado que no se tendría que cerrar el pacto obligatoriamente en septiembre -"nunca hemos hablado de plazos"-, si bien se ha mostrado dispuesto a que sea la fecha de referencia.

"Hemos abordado esta negociación de forma sincera, con la voluntad de alcanzar acuerdos, pero quedan cuestiones importantes por resolver y esperemos que se puedan afrontar lo antes posible", ha confiado.

Ya que poner en marcha las medidas requerirá el apoyo de otros partidos para que se aprueben en cada una de las tres Juntas, el coordinador del PSE ha abierto el pacto a otras formaciones, aunque ha advertido de que no podrían incorporarse puntos que "sean contradictorios" con los consensuados con el PNV.

"Sino sobre las bases del acuerdo con nosotros", ha apostillado. Ares ha admitido que un acuerdo en materia económica y fiscal generaría un "clima de entendimiento" con el PNV con vistas al futuro, pero ha reafirmado que este diálogo no presupone una negociación presupuestaria, que "tendría que abordarse cuando toque". "No hay ningún compromiso al respecto. Los presupuestos formarán parte de otra negociación", ha precisado.