La mesa de expertos de la Diputación no quiere ‘fracking’ en Castellón

Aduce riesgo ambiental y “debilidad técnica” en la solicitud de la empresa Montero Energy

Reunión de la mesa de expertos creada por la Diputación de Castellón.
Reunión de la mesa de expertos creada por la Diputación de Castellón.ÀNGEL SÁNCHEZ

Los expertos dicen “no” al fracking (la técnica de fractura hidráulica para la extracción de gas y petróleo) en el norte de Castellón. La mesa de expertos convocada por la Diputación de Castellón que debía elaborar un detallado informe sobre los posibles riesgos de este polémico método ha terminado siendo un caballo de Troya para el presidente, Javier Moliner. A falta de conocer el informe íntegro, las conclusiones de los siete expertos, encabezados por el catedrático de Geodinámica Externa de la Universidad Jaume I, Ignacio Morell, son toda una patata caliente para el equipo de gobierno y, sobre todo, para el también presidente del PP provincial.

 El grupo sostiene que la “vulnerabilidad” del acuífero jurásico del Maestrazgo, la “fragilidad” de los ecosistemas del entorno y, también, la “ausencia de rigor científico en la documentación presentada \[por Montero Energy\]”, así como la “falta de acreditación de la solvencia exigible” técnica, que no favorecen el otorgamiento de los permisos solicitados. Es más, después de tres meses de reuniones, el grupo insiste en que estos condicionantes obligan a “aplicar rigurosamente el principio de cautela”. Y esto es: “No estimar conveniente el otorgamiento de los permisos de investigación solicitados”.

Los expertos designados por la Diputación, junto a Morell, lo conforman miembros del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, el Colegio Oficial de Ingenieros de Minas, la Generalitat y la propia corporación provincial. Moliner no vinculó ninguna decisión a los resultados del informe, de hecho, no tiene ninguna competencia más allá de ejercer una presión política en Valencia para vetar las prospecciones. “No será esta provincia el único territorio del mundo que se niegue a saber si bajo tierra tiene riqueza para su futuro, no mientras yo la dirija”, dijo Moliner instantes antes de que la mesa de expertos comenzara a trabajar.

Pero sí hablo de disipar todas las dudas sobre los posibles riesgos ambientales de los sondeos previstos por Montero Energy, empresa filial de R2 Enegy. Para ello, dijo, se formó la mesa que, no obstante, fue idea y propuesta del grupo Compromís. El objetivo era dar una respuesta oficial por el fuerte movimiento social de oposición al fracking despertado en Els Ports y El Maestrat, las comarcas afectadas. Ahora, el informe vendría a corroborar los temores de los detractores de la utilización de esta técnica en el norte de la provincia.

El portavoz de Compromís en la Diputación, Enric Nomdedéu, ha anunciado que ya han presentado por registro una propuesta “para que la Diputación atienda las recomendaciones de los expertos, rechace los proyectos del Maestrat e inicie las actuaciones y gestiones pertinentes para que las consejerías competentes tengan en cuenta el informe y rechacen el proyecto”. Según ha avanzado, el contenido del informe no es un alegato contra el fracking, pero sí lo rechaza en el área específica de Castellón y, concretamente, del Maestrat.

En septiembre del pasado año, Montero Energy presentó tres permisos para realizar prospecciones en cuarenta municipios de estas dos comarcas. La actuación abarcaría una superficie de casi 200.000 hectáreas. La empresa es la única que ha presentado solicitudes para investigar en exclusiva y durante seis años esta zona. Asegura que las técnicas son totalmente seguras y que es imposible que haya afección sobre el medio ambiente. La Generalitat también se ha mostrado siempre a favor de las investigaciones pero, hasta la fecha, no se ha pronunciado sobre si otorga o no los permisos para comenzar a trabajar.

Mientras, la posibilidad de que el norte de Castellón se pueda convertir en un foco de prospecciones a la búsqueda de hidrocarburos ha puesto en contra a organizaciones locales y ayuntamientos. Incluso algunos del Partido Popular como La Jana.

Las previsiones que maneja Montero Energy son plantear los primeros sondeos sísmicos en 2014 y realizarlos durante el año siguiente. Si Montero Energy recibe el visto bueno de la Generalitat tendría los derechos de investigación sobre la zona, en exclusiva, hasta el año 2019. La Generalitat no ha dado una respuesta definitiva, pero la reciente vía libre del Gobierno al proyecto de ley de “garantía del suministro e incremento de la competencia en los sistemas eléctricos insulares y extrapeninsulares” supone de facto apoyar el fracking en el territorio nacional, por lo que desde el Consell podrían acelerar una contestación positiva a los requerimientos de la empresa.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS