Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los comerciantes reparten 10.000 dípticos contra el ‘top manta’

La Confederación de Comercio impulsa una campaña para frenar la venta ilegal

Una pareja compra en el 'top manta'. Ampliar foto
Una pareja compra en el 'top manta'.

La Confederación de Comercio de Cataluña (CCC) ha puesto en marcha, por tercer año consecutivo, la campaña “Tiremos de la manta”, una acción para concienciar a la ciudadanía de los efectos nocivos del top manta en Cataluña, tanto a nivel económico como de imagen. La campaña, que consiste en el reparto de 10.000 dípticos informativos, durará dos días y se llevará a cabo en cuatro de los puntos más turísticos de Barcelona: Sagrada Familia, plaza de Catalunya, Park Güell y Port Vell.

La medida cuenta con el apoyo de la Dirección General de Comercio de la Generalitat y de la concejalía de Comercio de Barcelona. A través de un comunicado, la CCC ha querido hacer hincapié en que esta actividad supone una “lacra social que permite la explotación de las personas, alimenta la economía sumergida y perjudica las empresas legalmente establecidas”.

Según el secretario general de la confederación, Miguel Àngel Fraile, la población ha de ser consciente que comprando en el top manta “solo se contribuye a la explotación de las mafias a los inmigrantes que se dedican a la venta ambulante”, además de recordar que el comprador también puede ser multado, según la ley ómnibus. Fraile ha asegurado que actualmente hay unos 2.500 vendedores ambulantes, cifra que ha disminuido notablemente en los últimos años fruto de “la concienciación y la presión policial”.

La campaña impulsó esta iniciativa en julio de 2011, a petición de los comerciantes. En este tiempo, la Guardia Urbana ha presentado 135.000 denuncias, lo que representa un aumento del 14% en relación al período 2007-2010, y ha recibido un 18% menos de llamadas de los ciudadanos denunciando esta práctica.