Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un pueblo separado por los tornos

Renfe instala unas barreras en Las Rozas que dificultan la conexión de dos barrios

Tornos que Renfe está instalando en la estación de Las Rozas. Ampliar foto
Tornos que Renfe está instalando en la estación de Las Rozas.

La estación de Renfe en Las Rozas ha comenzado, desde finales de junio, a instalar unos tornos de acceso para evitar la entrada de personas sin billete a los trenes. La situación, en principio, no tendría nada de peculiar. Sin embargo, el paso por estos tornos, a través de la ruta subterránea de la estación, es la principal vía que utilizan los vecinos para pasar desde el barrio de La Marazuela al centro urbano del municipio, y viceversa.

Por el momento, los tornos no han empezado a funcionar y el tránsito de un lugar a otro puede hacerse sin problemas. ¿Pero qué pasará cuando concluyan las obras?

De momento no existen muchas alternativas para hacer el recorrido. Los residentes tendrían que dar un rodeo de unos 700 metros para evitar los tornos, además de atravesar un puente sobre la A-6. “El puente no está en condiciones y pasar por el camino es tan estrecho que te obliga a salir de la calzada”, denuncia un vecino que prefiere no dar su nombre. “Por el rodeo que hay que dar se tarda un cuarto de hora más”, afirma.

Un joven espera fuera de la estación del tren. Cuenta que trabaja por la zona y que suele utilizar el paso del subterráneo para pasar de un lado a otro. “Me parece bien que se quiera hacer pagar a la gente que quiera viajar en los trenes”, reconoce. “Lo malo es que sin este acceso va ser muy engorroso atravesar esta zona. Y por la noche puede ser algo peligroso”.

Sin alternativas,los vecinos tienen que dar un rodeo de más de 700 metros

Estos dos residentes relatan que los vecinos se han quejado de la situación y que han realizado, incluso, varias recogidas de firmas para pedir una solución a los tornos.

La pelota, dicen, está en el tejado del Ayuntamiento. Según fuentes municipales, al final de la legislatura estará construida una pasarela que cruce las vías y la A-6. Por ahora, admiten que las obras de esta pasarela no han comenzado. Si embargo, la Administración municipal asegura que, en el caso de que los tornos se pongan en marcha, “existirá siempre un paso abierto”, ya sea manteniendo abierto uno de los tornos o “alguna puerta, hasta que la pasarela esté construida totalmente”.

Además, el Consistorio recalca que ha mantenido reuniones con Renfe y que hay un compromiso para que ningún vecino se vea en la obligación de dar un gran rodeo o de caminar por la noche en una zona no perfectamente iluminada.

Una empleada de la compañía de ferrocarriles lo confirma y añade que la empresa no conoce aún las medidas precisas para dar una solución, “aunque se contempla también dar a los residentes unas tarjetas de acceso para que puedan pasar por los tornos”.

Miguel Ángel Ferrero, concejal portavoz del PSOE en Las Rozas, resalta que el problema radica en que el Ayuntamiento, del Partido Popular, debería construir la pasarela cuanto antes. “El 30 de mayo se aprobó una moción para que no se cierren el acceso y fue aprobada por unanimidad”, dice Ferrero, que destaca la necesidad de que el paso quede libre. “La dificultad reside en que las cosas se hacen lentas”, exclama. Y recuerda que la construcción de la pasarela ya se había contemplado en un pleno municipal el año pasado.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram