Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
GREC 2013 / DANZA

Decepción

'Puz/zle', de Sidi Larbi Cherkaoui, decepciona por su ritmo cansino, falto de alma y de la embriaguez coreográfica que acostumbra

Un momento del espectáculo 'Puzzle'.
Un momento del espectáculo 'Puz/zle'.

Efectista, cansina y lejos de la embriaguez coreográfica en la que Sidi Larbi Cherkaoui acostumbra a sumergir al espectador con sus espectáculos resultó Puz/zle, el trabajo que el afamado artista ha creado para su compañía Eastman y que precisamente era el montaje de danza más esperado de la presente edición del Grec. El público barcelonés venera a este coreógrafo flamenco de origen marroquí desde que lo descubrió en D'avant, (2002), un obra que este creador firmaba junto con otros coreógrafos Al igual que fueron coreografías colectivas Babel y Dunas, ésta última producto de su colaboración con la bailaora María Pagés. Firmadas únicamente por Sidi Larbi en nuestra ciudad solo se ha visto Foix y la bella coreografía que presentó en el Grec 2008 titulada Sutra,y que creó para un grupo de monjes del templo de Shaolin. Es decir que en ocasiones se espera demasiado de un creador cuando todavía no tiene una dilatada carrera profesional.

PUZ/ZLE

Coreografía y dirección de Sidi Larbi Cherkaoui

 Teatre Grec

 Barcelona, 15 de julio de 2013

Puz/zle posee todos los elementos para ser un éxito, buenos bailarines, sugestiva música y una atrayente escenografía; no obstante no lo logra. El espectáculo, una metáfora sobre la importancia de la piedra en nuestras vidas, no tiene alma porque se está demasiado pendiente del juego escenográfico. El vocabulario gestual no es original, está formado por fragmentos de las coreografías citadas anteriormente. La escenografía está formada por numerosos bloques de piedra de diferentes tamaños que toman mil y una forma, en ocasiones recuerda a los juegos infantiles de construcciones. Esta obra se estrenó en el Festival de Aviñón, en la Carrière de Boulbon, una antigua cantera de piedra convertida en escenario, y con cierta similitud al Teatre Grec de Montjuic. Con lo cual la escenografía se inserta en el espacio natural formando un todo. Los once excelentes bailarines de la compañía de Sidi Larbi, treparán, se estrellarán o bailarán con estos bloques de piedra formando grupos escultóricos hermosos e impactantes, pero ya muy utilizados por otros creadores. La danza contemporánea, el butoh y la acrobacia trenzan un baile intenso y ondulante en algunos fragmentos del espectáculo, mientras que en otros se esconde entre las piedras sumiendo al espectador en el aburrimiento. Los cien minutos que dura Puz/zle se hacen eternos.

Un gran acierto de este montaje es la música en directo del grupo polifónico corso A Filetta, la cantante libanesa Fadia Tomb El-Hage y el percusionista y flautista japonés Kazunari Abe. La nostálgica música y las sugestivas canciones tradicionales impregnan de espiritualidad a la obra, aspecto que enfatiza el vestuario de color negro de los intérpretes. Al final de Puz/zle el público aplaudió, quizá perdonando este desliz a Sidi Larbi.