Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Descubriendo a un desconocido

Sevilla acoge la proyección de un documental sobre el arquitecto Miguel Fisac

La Pagoda, de Miguel Fisac, en 1999. Ampliar foto
La Pagoda, de Miguel Fisac, en 1999.

En una hipotética lista de los grandes arquitectos desconocidos en el mundo, él ocuparía uno de los primeros lugares. Definido como un inventor imaginativo y apasionado que se arriesgaba con proyectos muy comprometedores sin temor al ridículo, el arquitecto manchego-madrileño Miguel Fisac es el protagonista del documental La delirante historia de La Pagoda (The Freaky Story of the Funky Skyscraper, en su versión en inglés). Editado por la Fundación Caja de Arquitectos y dirigido por Andrés Fernández Rubio, responsable del suplemento El viajero de El País, la producción se proyectará este jueves a las 21.30 en el convento de Santa María de los Reyes de Sevilla dentro del ciclo Cine y Arquitectura organizado por la Consejería de Fomento y Vivienda.

Según explica Fomento, en el documental se recoge la obra y figura de Miguel Fisac, una piedra angular de la arquitectura moderna española. La Pagoda, como popularmente era conocida la sede de los laboratorios Jorba, fue un edificio ubicado en la autopista de Zaragoza. El singular edificio fue demolido en 1999 al no estar incluido en el catálogo de edificios protegidos de Madrid, y su privilegiada ubicación lo hizo víctima de la especulación inmobiliaria.

“Este documental pretende ser también un viaje. No solo un viaje histórico, sino sobre todo un viaje por Madrid. Muchos de los mejores edificios de Fisac están en la capital y, para los que no conozcan a fondo su obra, el documental puede ayudarles a distinguir algunas de ellas. La mayoría de sus construcciones en Madrid son más que notables y, varias de ellas, como el Centro de Reproducciones Hidrográficas y la Iglesia de los Dominicos, extraordinarias”, explica Fernández.

El documental descubre la figura de un creador heterodoxo, visionario y apasionado por la arquitectura

Andrés Fernández Rubio

La película, que fue estrenada en el festival de cine de arquitectura de Rotterdam, además de documentar los aspectos que intervinieron en la destrucción del edificio, muestra la personalidad y especial carácter de su autor, mediante testimonios de diversos arquitectos que ayudan a dibujar un perfil más a fondo de este extraordinario personaje y genial arquitecto.

Como aspectos destacables a la hora de abordar la trayectoria de Fisac (1913-2006), el director señala la ruptura que supuso el golpe de Estado de Franco y “el enorme paso atrás que se dio” y cómo determinados creadores consiguieron “reconducir” esa situación de atraso y recuperar el tono que, en el caso de la arquitectura, había marcado el movimiento moderno durante los años de la República.

“El incomprensible derribo de uno de los edificios madrileños más queridos por el público, La Pagoda, habla mucho de lo que es España como metáfora y ejemplo de la falta de cuidado por el patrimonio arquitectónico reciente, de las tropelías en el terreno del urbanismo, el paisajismo y la edificación que se han cometido y se siguen cometiendo”, explica Fernández. “El documental descubre la figura de un creador heterodoxo, visionario y apasionado por la arquitectura, pasión que recorre su obra tanto en la investigación tecnológica como en la formal, por ejemplo, en el uso de materiales como el hormigón, su favorito, con el que creó los inclasificables y atrevidos encofrados flexibles”, añade.