Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cañamero comparece ante el TSJA, pero elude declarar por la ocupación de la finca

El líder del SAT se ha negado en cuatro ocasiones a acudir a los juzgados

Diego Cañamero entrando al TSJA.

El portavoz nacional del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Diego Cañamero, ha abandonado hoy el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), a donde había acudido esta mañana detenido, tras acogerse a su derecho a no declarar por la ocupación de la finca militar Las Turquillas en Osuna (Sevilla). “No voy a venir, ni a este ni a ninguna llamada de ningún juez. Soy consciente y cargo con esa responsabilidad”, apunta el líder jornalero.

Cañamero, que llegó a la sede del alto tribunal pasadas las 10.00 en un furgón policial, fue detenido ayer en la puerta de la sede del sindicato en El Coronil (Sevilla) en cumplimiento de una orden del juez instructor, que decretó el viernes pasado su arresto para que acudiera a declarar como imputado en una causa por la ocupación de una finca, dado que hasta en tres ocasiones anteriores hizo caso omiso de la citación judicial.

La detención se produjo para que preste declaración por la ocupación de la finca militar de Las Turquillas en verano de 2012, una causa en la que está imputado. Según han explicado fuentes de la investigación, una decena de agentes de la Guardia Civil de paisano se personaron ayer en la puerta del Centro Obrero Diamantino García. Allí es donde Cañamero se había instalado desde el lunes ante la orden de detención que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) dictó el viernes. El tribunal tomó esta decisión ante la negativa reiterada de Cañamero a acudir a declarar.

Sobre las 18.30 de ayer, Cañamero salió de la sede para acudir a una asamblea de su sindicato en Campillos (Málaga). Fue en ese momento cuando los agentes que le esperaban en la puerta lo detuvieron.

Ante la sede del sindicato se concentraron miembros del SAT y vecinos de la localidad para apoyar al dirigente jornalero, según este sindicato. Cañamero, que había asegurado que haría una vida "normal” a pesar de la orden de detención, estaba reunido con la asamblea permanente del SAT cuando varios militantes del sindicato le alertaron de la presencia de los agentes. No se resistió a la detención y, previamente al arresto, se dirigió a las personas que se habían concentrado y les explicó los acuerdos de adoptados por la asamblea permanente.

Fuentes del SAT apuntaron que el detenido fue trasladado al cuartel de la Guardia Civil de Montequinto, también en Sevilla. Según estas fuentes, lo previsible era que Cañamero pasara la noche en los calabozos.

El TSJA aplazó sin fecha la declaración como imputado de Cañamero por la ocupación, a la espera de que fuera detenido. En el caso de la ocupación de la finca Las Turquillas, donde se encuentra la Yeguada Militar del Ejército, están imputados medio centenar de simpatizantes y militantes del SAT, entre ellos el parlamentario andaluz de IU y alcalde de Marinaleda (Sevilla), Juan Manuel Sánchez Gordillo. El TSJA, que cifra los daños causados en la finca en 794,14 euros y en 281,50 euros el valor de los objetos sustraídos, atribuye a los imputados los posibles delitos de usurpación, daños y desobediencia y una falta de hurto.

Desde junio, tras la primera incomparecencia de Cañamero en el TSJA, el juez instructor ya había advertido de que el “efecto inmediato” de la citación consiste en “originar la obligación por parte del citado de comparecer en el lugar, día y hora que se le señale para ser oído en la presencia judicial”. El juez insistía, de hecho, en que la orden de comparecencia se podía convertir en una de detención si no iba y no lo justificaba suficientemente.