Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Compromís exige que se compense a La Punta por la anulación de la ZAL

La coalición exige que se indemnice a las familias que fueron desalojadas de la huerta

Hace una década que las máquinas sentenciaron la última alquería en la huerta de La Punta, sacrificada para emplazar la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) del puerto de Valencia. El Tribunal Supremo primero y el TSJ después han anulado el plan especial que permitió la ZAL porque no se tramitó conforme a la ley. Se aprobó deprisa, sin el preceptivo informe de Costas y sin la evaluación de impacto ambiental, explicó este fin de semana la plataforma ciudadana Per l’Horta.

Compromís, por boca del concejal de Valencia Joan Ribó y del diputado Juan Ponce, pidió este lunes que se repare el daño: “Juan Cotino debería de indemnizar con su patrimonio a las familias de La Punta afectadas por la ZAL”. Cotino era consejero de Medio Ambiente cuando el Supremo anuló el plan en 2009 y, pese a ello, forzó el proyecto para que continuara adelante.

Para Ponce, “aquella actuación nunca se tuvo que autorizar y realizarse ya que se hizo en contra de la ciudadanía, hubo más de 116.000 firmas de valencianos que se opusieron a aquella ZAL, que no tenía ningún sentido, obedecía a oscuros intereses especulativos y estaba en contra de la normativa vigente”.

“Esta nueva sentencia”, añadió, “obliga al Gobierno valenciano a hacer un nuevo plan de acuerdo con la legislación actual, un nuevo plan que hoy tiene menos sentido, si cabe, que entonces”.

Desalojos forzosos

Según Ponce, Cotino, actual presidente de las Cortes Valencianas, “debería pedir perdón, una a una, a las más de cien familias que en su día fueron sacadas de su casa en contra de su voluntad en una expropiación forzosa que en muchos casos supuso violencia policial”.

El concejal de Compromís en Valencia agregó: Ribó: “Para por la Punta y ver en qué han quedado los terrenos de huerta es indignante. Un macroproyecto que se come 75 hectáreas de la mejor huerta es hoy un terreno abandonado, sin ningún uso ni expectativa de tenerlo”.

Las asociaciones de vecinos del litoral de Valencia recordaron este fin de semana que la huerta protegida de La Punta desapareció en beneficio de una ZAL que, como ya denunciaron en su día, está medio vacía. Los vecinos exigieron que, por casos como este, las autoridades locales deben tenerlos en cuenta para evitar nuevos errores. Los residentes han pedido al Ayuntamiento de Valencia participar en la redacción del plan de usos de la dársena. Quieren garantizarse el uso público de este espacio.