Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marineros paralizan en Vilagarcía una descarga de pulpo foráneo

Los participantes en la protestan denuncian que se condena al sector "al desguace" mientras entra producto de China o Mauritania a "precios de risa"

Unos 70 marineros gallegos de la flota cefalopodera afectados por el cese del acuerdo pesquero con Mauritania y miembros de la CIG han paralizado en la mañana de hoy una descarga de pulpo foráneo en el puerto de Vilagarcía de Arousa (Pontevedra). Según ha explicado a Europa Press el responsable de la CIG-Mar, Xabier Aboi, esta protesta se produce para "dejar claro a la Administración que no pueden condenar al sector gallego al desguace y al amarre mientras sigue entrando pulpo chino y mauritano por intermediarios a un precio que hunde el mercado".

La protesta ha comenzado un poco antes de las 9.00 horas cuando marineros llegados de Moaña, Bueu o zonas de la Ría de Arousa han paralizado la descarga de un barco de bandera holandesa y, "una vez que se ha comprobado" que el pulpo no provenía exactamente de Mauritania -donde ahora trabajan barcos chinos en caladeros en los que antes faenaban unos 200 marineros gallegos de más de 20 embarcaciones- la protesta ha finalizado alrededor de las 11.30 horas.

Al respecto, Xabier Aboi se ha referido a la "difícil" situación en el sector y se ha quejado de la pérdida de puestos de trabajo "mientras entra pulpo chino por la puerta de atrás a precios de risa". Según ha explicado la CIG, con el barco "no se ha tenido ningún problema", y tras negociar con la empresa Boluda, "quedó demostrado que los productos que venían no tenían nada que ver con Mauritania", por lo que se ha desistido de la paralización de la descarga. A la protesta han acudido agentes de la Policía y la Guardia Civil, y salvo "algún momento de nerviosismo de algún coordinatario", la reivindicación ha transcurrido sin mayores incidentes.

Aboi ha dejado claro que esta jornada de protesta en Vilagarcía "no tiene nada que ver" con el acuerdo entre la Consellería do Mar y la flota de bajura sobre el plan del pulpo en el litoral gallego de la presente campaña, dado que los que han protestado este domingo eran marineros que faenaban en Mauritania antes de ser expulsados de esos caladeros.

Aún así, en declaraciones a Europa Press, ha recriminado la postura de la Xunta, "que es muy prepotente contra los trabajadores y manda a la policía, como fue el otro día, con una cargas brutales, y después va a Bruselas y agacha el espinazo y la espalda". El representantes de la CIG ha calificado de "lamentable" el "papel" de la Xunta y el Gobierno central por la falta de defensa a los marineros de las diversas flotas gallegas.