Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cacaolat, traslado inminente y protestas de los trabajadores

Al ajuste de plantilla se suma el malestar por el bloqueo del convenio de la empresa, pendiente de renovar desde 2011

Antigua planta de Damm donde se trasladará Cacaolat. Ampliar foto
Antigua planta de Damm donde se trasladará Cacaolat.

No hay cartel en la valla ni en el edificio, ni ningún elemento que dé pistas —la sensación es más bien de que queda mucho por hacer—, pero el traslado de las instalaciones de Cacaolat en la calle Pujades de Barcelona (fábrica y oficinas) a la antigua planta de Damm en Santa Coloma de Gramenet es inminente, según anunció la dirección de la cervecera hace dos semanas.

La alianza entre Damm, Cobega, la embotelladora de Coca-Cola y Victory Turnarround se adjudicaron Cacacolat a comienzos de 2012 por 130 millones en un proyecto en el que pesó mucho disponer de una planta en la primerísima corona del área metropolitana que tenía hasta depuradora de aguas. El sobre ganador también contemplaba el mantenimiento de todos los puestos de trabajo, unos 420 en el momento de la adjudicación.

Pero los sindicatos llevan meses alertando de que se ha producido un goteo de despidos que en marzo pasado cifraban en 90, buena parte empleados de la planta de Utebo (Zaragoza). También ha habido despidos en Pujades y en Parets, ajustes que la empresa califica de “puntuales” y los sindicatos de “EREs encubiertos”, porque nunca han superado un 10% de la plantilla de un centro.

Los sindicatos llevan meses alertando de que se ha producido un goteo de despidos que en marzo pasado cifraban en 90

Temen más despidos si las nuevas instalaciones precisan menos mano de obra. Hace una semanas llegó a Santa Coloma la nueva maquinaria, comprada en Alemania, explica el presidente del comité de empresa, Antonio Ubago (CGT). En la nueva planta ya trabajan los empleados de Parets (distribución) y también hay técnicos familiarizándose con las nuevas máquinas.

Al ajuste de plantilla se suma el malestar por el bloqueo del convenio de la empresa, pendiente de renovar desde 2011. Por todo ello, los trabajadores han convocado una concentración de protesta mañana en las instalaciones del Poblenou.